Almagro no descarta el “uso de la fuerza” para sacar al régimen de Maduro de Venezuela

0
121

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, acusó este viernes a Venezuela de cobijar grupos terroristas, como la organización libanesa Hizbulá o miembros de guerrillas colombianas, y señaló a Cuba de querer mantener el régimen de Nicolás Maduro para asegurarse los envíos de petróleo venezolano.

Almagro, que participó en el Foro Global de Toronto, dijo durante su intervención en la reunión que termina hoy que las denuncias del régimen de Maduro de complots para sacarle del poder «no tienen ninguna credibilidad» y que, por el contrario, es el presidente venezolano quien da «cobijo a terroristas».

«El régimen de Maduro es el que está dando cobijo a grupos terroristas como Hizbulá, como los iraníes, los cárteles de la droga, el ELN (Ejército de Liberación Nacional de Colombia) o disidentes de la FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)», afirmó Almagro.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) argumentó que no cree que haya habido «ningún intento de sacar a Maduro del poder», reseñó la agencia internacional EFE.

«Maduro es un dictador», aseveró Almagro.

Almagro tampoco cerró la puerta al uso de la fuerza para cambiar el régimen venezolano, aunque especificó que tendría que ser dentro del marco legal internacional.

«La solución militar no es algo legal de acuerdo a la ley internacional. Pero hay instrumentos que no podemos ignorar como la responsabilidad de proteger y la intervención humanitaria. El uso de fuerza es un recurso que es posible. Pero dentro del marco de la ley internacional», explicó.Sobre Cuba, el principal valedor del régimen de Maduro en la región, Almagro declaró que es un obstáculo.

«Los 22.000 cubanos que hay en Venezuela hace la situación incluso más complicada porque los cubanos no están dispuestos a renunciar al petróleo que les envía Venezuela. Así que seguirán», explicó.

La posición de Almagro con respecto al papel de Cuba contrasta con la de Canadá, uno de los promotores del Grupo de Lima y que mantiene una confrontación frontal con las autoridades de Caracas, y le sitúa en las posiciones de Estados Unidos.

Canadá considera que Cuba tiene un papel constructivo en la búsqueda de una solución negociada y, en lo que va de año, los ministros de Asuntos Exteriores de Canadá y Cuba se han reunido en tres ocasiones para tratar sobre la crisis venezolana.

Almagro también se mostró escéptico sobre las negociaciones con el régimen de Maduro y acusó al presidente venezolano de utilizarlas para «ganar tiempo» y «aliviar la presión internacional».

«Nunca ha habido buen fe por parte del régimen para negociar», añadió.

Almagro negó que tenga un doble estándar a la hora de tratar a Venezuela y otros países, como Honduras o Nicaragua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here