Lanzan campaña para salvar la vida de pacientes renales de Cojedes

0
112
Alexander Olvera,.
San Carlos-. Directivos y pacientes del Centro Nefrológico Cojedes junto a empresarios, periodistas, representantes de la Iglesia Católica e integrantes de la sociedad civil se reunieron, para buscar alternativas y salvar la vida de los más de 70 personas que acuden al referido centro de salud para recibir tratamiento. La campaña ha sido denominada Un SOS para los pacientes renales de Cojedes y busca la sensibilización de la sociedad ante la falta de insumos, medicinas y alimentos que deben enfrentarse estos enfermos.
Belkis Becerra, médico y directora del Centro Nefrológico Cojedes, dijo que la institución no escapa de la situación del país. Mencionó que hay días en los que no han podido dializar por falta de insumos. Admitió que el  daño de las máquinas es considerable a punto de que una de las salas tuvo que ser cerrada. Aclaró que aunque los equipos de diálisis son propiedad del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), pero este no cumple con el mantenimiento preventivo ni correctivo de esos equipos.
Becerra agregó que tienen cinco máquinas fuera de servicio y hay 12 que necesitan calibración para que le puedan hacer un trabajo eficiente al paciente. Señaló que el Ivss lo que paga por diálisis son Bs 40.000 que no es suficiente para cubrir con los gastos de funcionamiento del centro.
Declaró que la alimentación es un pilar fundamental para estás personas que deben comer al menos seis claras de huevos al día, porque las máquinas arrastran todos los nutrientes en el proceso de diálisis. «Aquí tenemos pacientes desnutridos por la poca ingesta de proteínas y estos pacientes requieren una dieta con altos valores biológico».
Belkis de Bareño, trabajadora social del centro, añadió que la mala alimentación es un problema que los afecta y hay pacientes que solo hacen una comida al día, pero a eso se le suma la falta de transporte. «Hay muchos pacientes que tienen que trasladarse en busetas y no vienen a la diálisis por falta de dinero en efectivo».
Douglas Ochoa, vocero de los pacientes renales, aseguró que hablar del hambre es bastante complicado. «Me ha tocado a mi dializarme sin comer y al llevar dos horas en la máquina te tienen que desconectar porque el hambre te atosiga el cuerpo. Hay que buscar alternativas para paliar la situación que padecen los pacientes renales».
Los presentes buscan soluciones para este complejo problema que afecta a más de 70 personas que acuden a este centro de salud. Igualmente, agradecieron a quienes se han acercado al lugar a colaborar con alimentos para los más necesitados. Dentro de las acciones propuestas está la de hacer colectas, radio maratones y la de recibir donaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here