Abuelos de San Carlos y Tinaquillo cierran vía para exigir pago

Los abuelos denunciaron que llevan tres días en las afueras del Banco Bicentenario.

Alexander Olvera

Tinaquillo, enero 19.- Personas de la tercera edad protestaron en el Banco Bicentenario que se encuentra ubicado en el centro comercial San Antonio de Tinaquillo, para exigir el pago de su pensión. Explicaron que tienen varios a la espera de poder entrar al banco para cobrar. Una cadena humana cerró la calle Miranda frente a la entidad financiera.

Raúl Lugo, afectado, afirmó que varios abuelos se han desmayado por la larga espera en la cola. Dijo que lo que necesitan es que les paguen su pensión, porque están cansados de abusos y atropellos por parte del personal del banco.

Carmen Tellerías, afectada, expresó que tienen días cuidando los puestos para poder entrar al banco. Agregó que deben dejar las casas solas a expensas de lo que les pueda pasar. Agregó que no tienen comida y necesitan el dinero para comprarla. “Esta gente del banco no quiere pagar lo que manda el presidente”.

Tellería agregó que no reciben ningún tipo de respuestas por parte de las autoridades del banco, “solo salen y dicen que no hay plata, que ya se terminó. Esto es una burla, mientras que hay personas que nos cobran 100.000 bolívares por un puesto para poder entrar al banco, eso no es justo porque solo nos pagan 300.000”.

Indicó que al igual que ella muchos de los abuelos necesitan el dinero para comprar las medicinas, aquí hay gente enferma que no tiene cómo comprar sus remedios. Finalmente, hicieron un llamado a las autoridades a resolver el problema que se presenta con los adultos mayores.

Los afectados cerraron la vía para exigir el pago de su pensión.

Los afectados cerraron la vía para exigir el pago de su pensión.

Los afectados indicaron que varios abuelos se desmayaron por la larga espera.

Los afectados indicaron que varios abuelos se desmayaron por la larga espera.

Be the first to comment on "Abuelos de San Carlos y Tinaquillo cierran vía para exigir pago"

Deja un comentario