Buendía: “El hambre tiene cara e’ perro”

LEY. El hambre tiene cara de perro...LEY. El hambre tiene cara de perro...

Carlos Hernández

San Carlos.- (Las Noticias de Cojedes). – “El hambre tiene cara e’ perro”, dijo José Buendía, quien deambulaba por la avenida Bolívar de San Carlos, a pleno sol de mediodía, sin haber probado un bocado desde la noche anterior. Entre su ropa, casi en harapos y maloliente, escondía un pedazo de pan que recién había recogido (algo muy extraño en estos tiempos) de una bolsa de basura, pero no lo había mordido aún, con la esperanza de encontrar algo más para completar lo que se podría convertir en un suculento desayuno-almuerzo. Fue entonces cuando en la esquina de “Chino Cantón” se fajó a disputar con un viejo can un pedazo de pellejo que intentaban sacar de un promontorio de desperdicios que había en el lugar.

Ambos mostraban la fiereza que transforma a un ser vivo que no ha satisfecho la necesidad de comer para subsistir, sea humano o animal, lo cierto es que la lucha se origina por una misma causa, el hambre. ¿Quién asegura no hacer lo mismo en condiciones de abandono, de pobreza, de soledad, de desatención o desamor? Buendía no evaluaba su situación frente a la gente, ni ponía en relieve el qué dirán, para él era fundamental ganar aquella batalla para asegurar su supervivencia, y afortunadamente pudo apropiarse del despojo de carne. Ya tenía su relleno y de inmediato procedió. Los ojos de quienes pasaban por el lugar se agigantaban al ver el degradable espectáculo, pero nadie optó por convidarlo a un mejor plato. ¡Claro! Todo el mundo argumentaba: son efectos de la crisis, esto es culpa de este mal gobierno, son cosas del demonio, él está pagando las que hizo en una vida anterior, en fin, mil y unas excusas para justificar por qué un hombre llega a ese nivel deplorable de vida.

Lo cierto es que José degustó su sándwich y al culminar pasó sus manos mugrientas por la boca para quitar las boronas que le colgaban de su primitiva barba. Le pregunté “¿cómo te llamas?” Y respondió casi gritando: “José Buendía” … de inmediato como un relámpago observó a su alrededor y sintiéndose centro de todas las miradas, dijo: “¡qué ven!… el hambre tiene cara e’ perro”, y prosiguió su camino, quizás ahora en búsqueda de la cena. No hubo Misión Negra Hipólita, Misión José Gregorio Hernández, Hogar de la Patria, Misión Alimentación, ni Amor Mayor, ni que ocho cuartos… que se ocupara de él. A nadie le interesó, nadie intervino a su favor, sólo el perro le dio importancia al disputarse con él, diente a diente, la posesión de aquel bagazo. “Cosas que pasan” …

Be the first to comment on "Buendía: “El hambre tiene cara e’ perro”"

Deja un comentario