Caos en escuelas públicas por falta de comida

Los representantes de los niños optan por no mandar a sus hijos a la escuela por no contar con el vital sustento y evitar males mayores. Foto referencial.

RUBÉN DARÍO YÉPEZ

San Carlos.- Desde hace un tiempo los representantes, docentes y administrativos de las diferentes instituciones educativas públicas en la región han venido manifestando su preocupación por la caótica situación que a diario viven en torno al tópico de la comida ofertada por el Estado para el sustento de los niños y profesionales de los recintos formativos.

Es así como hasta la fecha, un profesor de gran prestigio y trayectoria de una reconocida institución pública denunció el abuso y la miseria existente con la comida ofertada por el ente encargado, el Sistema de Alimentación Escolar (SAE) a las entidades educativas, la cual no está acorde con las exigencias para una la sana alimentación y el desarrollo adecuado de los más pequeños.

En el mismo orden de ideas, el profesional criticó que no es conveniente aceptar una ayuda si dicha ayuda es contraproducente, esto en relación a unas frutas que otorgó el Sae a la escuela y dichas frutas estaban en mal estado, por lo que expresó que a largo plazo los niños pueden acarrear problemas en el sistema digestivo, asimismo, precisó que se ha evidenciado en el plantel, la interrupción constante de la clases, puesto que en ocasiones los niños no asisten a la escuela con regularidad por falta del vital sustento.

No obstante, el especialista reveló que ni siquiera el comedor de la institución cumple con las normas sanitarias adecuadas para el cumplimiento de sus funciones, también dijo que los niños deben llevar sus utensilios de comida como cubiertos y vasos para poder comer, lo que conlleva a una responsabilidad adicional al encargado del aula. “Hace poco hubo una comida que traía jugo, y como no hay colador, el jugo no estaba colado y su estado era simplón”, señaló.

El docente también dijo que uno de los grandes problemas es que no se avizora una posible solución a esta complicada situación, puesto que en manos de docentes de las escuelas, cada día es más dramática y turbia la realidad de las mismas en torno a la comida, además que hacen “maromas” para poder ofertar sus clases con “normalidad”.

“Los niños son los principales afectados. Ellos no tienen la culpa de la desestabilización alimenticia que vive Venezuela. Tienen derecho a una correcta alimentación, no a estar 8 horas en una escuela y solo comer arroz y granos, o bollo duro y en ocasiones hasta alimentos vencidos, aparte de que es todos los días lo mismo, si uno se cansa, imagínate los niños, es deplorable”, manifestó uno de los profesores que prefirió mantener su identidad resguardada.

Del mismo modo, el docente detalló que solo los profesores que están en el aula tienen derecho al plato de comida, mientras que los especialistas en áreas como cultura, deporte, música y personal obrero y administrativo, son descartados de la lista para comer, no obstante, informó sobre la irregularidad de la proveniencia del vital sustento, ya que no llega con normalidad, y se ven obligados a suspender las clases o solo darlas hasta el mediodía en el mejor de los casos.

“No es justo que esta sea la realidad para los niños”… “Es triste, es deprimente, tengo 23 años en el Ministerio de Educación y nunca había vivido una situación como esta”… puntualizó el profesional de la educación.

Finalmente, recordemos que en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo Nº-305 se lee: “El Estado promoverá la agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral a fin de garantizar la seguridad alimentaria de la población; entendida como la disponibilidad suficiente y estable de alimentos en el ámbito nacional y el acceso oportuno y permanente a éstos por parte del público consumidor…”.

Be the first to comment on "Caos en escuelas públicas por falta de comida"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*