Consumo de embutidos se pierde de la mesa de los cojedeños

Quesos y embutidos están por las nubes. Foto referencial.Quesos y embutidos están por las nubes. Foto referencial.

LUISANA SUÁREZ

San Carlos.- Un buen desayuno siempre estaba presente en la mesa de los cojedeños, ahora con la difícil situación económica que presenta el país, se han sustituido o eliminado muchas comidas entre ellos los embutidos, que hoy día han aumentado sus precios considerablemente y no se ajusta al bolsillo del venezolano.

En un recorrido por el equipo reporteril de este medio de comunicación, se pudo evidenciar y comparar precios en distintas charcuterías en San Carlos. Para las familias que eran amantes al jamón para acompañar con su arepa, hoy casi se vuelve imposible adquirirlo, pues el mismo, de nombre fiambre, que era la opción económica, está alrededor de los 15 mil bolívares el kilo, mientras que el jamón de pavo va por los 22 mil Bs.

El queso llanero en algunas charcuterías se consigue a partir de 7.500 hasta 10.800. El queso amarrillo que se acostumbrada a consumir a diario, el kilo tiene un valor de 27 mil bolívares, el Paisa está en 16 mil el kilogramo y el Mozarella en 22 mil bolívares.

Mientras que los quesos especiales como el Torondoy y Pecorino están a un aproximado de 40 mil bolívares. Otros embutidos como la tocineta tienen un costo de 22 mil bolívares el kilo, el chorizo ahumado 6.800, normal 13.500 y chuleta ahumada 18.900, el salchichón 46.000 mil y la salchicha 10.900 dependiendo de su marca, lo mismo ocurre con la mortadela, la cual está por 7.900 hasta 18.900 bolívares.

Según la opinión de personas que realizaban pequeñas compras en estos comercios, manifestaron que estos aumentos de precios desacelerados representan la mega devaluación del bolívar que sufren todos los venezolanos. Mientras que otros consideran que la situación viene peor y los precios seguirán incrementándose.

Carlos Castro, acotó que ya no se podrá consumir este tipo de alimentos. Sin embargo, se las ingeniará para llevar el sustento a su hogar. Finalmente, María Bolívar, comentó que su opción en estos momentos para su desayuno familiar son los  huevos y el queso más económico.

Be the first to comment on "Consumo de embutidos se pierde de la mesa de los cojedeños"

Deja un comentario