Efectivo: El actual dolor de cabeza para el venezolano

Las colas a las puertas de los bancos son desesperantes. (Imagen referencial).Las colas a las puertas de los bancos son desesperantes. (Imagen referencial).

RUBÉN DARÍO YÉPEZ

PASANTE UAM.

San Carlos, noviembre.- Para nadie es un secreto la pésima situación que circunda la realidad de nuestro país, Venezuela. Desde inseguridad, hiperinflación, escasez de alimentos, entre otros son algunos de los tópicos del diarismo que debe enfrentar el venezolano en su acontecer. Y, aunado a estos problemas, se une la falta de efectivo. Un colmo que desde el punto de vista histórico se encuentra desde el año 2012 y que hasta la fecha es que terminó por agudizarse.

Venezuela ha registrado al menos 2 crisis por efectivo. A mediados de diciembre del año pasado el jefe de Estado, Nicolás Maduro, ordenó retirar el billete de 100 bolívares en 3 días, no obstante, en aquél entonces era el de mayor denominación del país. Ésta decisión generó un verdadero caos. Más de 5 muertos, más de 10 lesionados, saqueos, disturbios y la postergación del formato impreso de 100 bolívares, así lo expresó el economista, diputado a la Asamblea Nacional y profesor de la UCV, Julio Guerra. Además, consideró la incesante inflación que supera más del 249% hasta julio del presente año. La segunda, en respuesta a las 2 situaciones de recesión por el formato impreso, sería la actualidad.

Ahora bien, la pregunta en esencia que se produce es: ¿Por qué escasea el efectivo? ¿Qué está sucediendo?

Al respecto, el superintendente de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), Antonio Morales, declaró que aproximadamente un 30% del efectivo se desvía hacia la frontera colombo-venezolana y se comete contrabando de billetes. Además, dijo que la inflación generada por adeptos creadores de la guerra económica sería otro de los factores sentenciados por el exedecán del fallecido presidente, Hugo Chávez.

Asimismo, podemos recordar la ampliación del nuevo cono monetario (6 billetes y 3 monedas) a inicios del mes de diciembre de 2016, no obstante, en agosto del presente año, Sudeban ordenó la suspensión de los avances de efectivo en todo el territorio nacional. Y evidentemente, esto oscureció el panorama venezolano, según declaraciones del experto en economía, Juan Guerra.

Del mismo modo, Frank Muci, dedicado a investigación en políticas públicas y economía en la universidad de Cambridge expresó que “el gobierno culpa a “especuladores” y “mafias” de la escasez de efectivo, alegando que lo venden hasta por más del 35% de su valor. Evidentemente, ésta lógica no tiene sentido. Si de verdad hay gente revendiendo efectivo con una prima, es una consecuencia de la escasez de billetes, no la causa”.

Muci, también insistió en que “una de las razones fundamentales de la escasez de efectivo es que ningún cono monetario, actualizado o no, puede aguantar una inflación de 1.000% o más”. Siendo esta declaración pertinente para sobreentender que unas de las causas a la escasez, es la hiperinflación (término acuñado por Phillip Cagan, profesor de economía de la Universidad de Columbia).

Por consiguiente, se puede denotar a partir de la suspensión de billetes en comercios, preguntas interesantes que nos deja la connotación del tema del efectivo. 1- ¿Son ciertas las declaraciones por parte del jefe de Sudeban sobre la responsabilidad que le otorga a los contrabandistas de billetes hacia la frontera colombo-venezolana? 2- ¿De qué manera podría solventarse esta tétrica situación?

En este 2017 la situación con el efectivo no ha cambiado, pese a la emisión de una ampliación del cono monetario que incluye billetes de Bs. 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000, e incluso el anuncio de la circulación de un billete de 100 mil bolívares que termina de derramar la gota del vaso y corresponde a las observaciones de los entendidos en la materia.

Desfalque de la economía

En otro orden de ideas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) auguró que la inflación seguirá en caída libre y pronostica que se ubique en +720% para este año y alcance un 2000% en 2018, siendo esta la más alta del mundo. Esta cifra no puede ser contrastada con el dato oficial, puesto que el Banco Central de Venezuela dejó de publicar la cifra en 2015.

Posteriormente, Guerra recalcó que “si esta inflación no se detiene con un plan económico, lo que va a pasar con seguridad es que para enero o febrero vamos a necesitar un billete de 200 mil y calculando la inflación el año que viene, es probable que para junio, necesitemos un billete de 500 mil”.

Igualmente, sería preciso recordar más tópicos que contrastan con el problema del efectivo en nuestro país y uno de ellos, es el dolor de cabeza que ocasionan las tarjetas que no pasan con efectividad, el deficiente internet para realizar transferencias- aunado a plataformas caídas- además, puntos de venta lentos y ni hablar de las largas e interminables colas en cajeros automáticos.

Cojedes sin efectivo

El estado Cojedes no se salva de los problemas económicos ocasionados por la mala administración de los poderes públicos, aseguró comerciante que prefirió mantener en restricción su identidad, también comentó que es injusto que a pesar de que sea un estado centralizado del territorio nacional no se cuente con la óptima ejecución de las labores correspondientes al gobierno.

Del mismo modo, persisten de una manera pésima las prolongadas colas en las afueras de las distintas instituciones bancarias, donde usuarios han tenido que pasar desde tempranas instancias de la mañana más de 5 horas para poder ingresar al ente, incluso “calarse” la corrupción expuesta por parte de los cajeros a hacer “segundas” a conocidos y por ende, atrasar la amplia cola, puntualizó un transeúnte de la capital cojedeña.

Finalmente, usuarios han optado por tener que pagar porcentajes desde un 20% hasta un 35% que cobran las personas que poseen el formato impreso de la moneda, debido a la falta del mismo, lo que se vuelve un dolor de cabeza del diarismo para los venezolanos, porque existen lugares donde no cuentan con puntos de venta, o quehaceres rutinarios como transporte público, compras de comida, si tiene hijos, la mesada para los niños, entre otras obligaciones.

Be the first to comment on "Efectivo: El actual dolor de cabeza para el venezolano"

Deja un comentario