LA HISTORIA OCULTA: La Iglesia Nuestra Señora del Rosario, en Tinaco (I)

Iglesia Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá de Tinaco. (Foto: Marinés Méndez)Iglesia Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá de Tinaco. (Foto: Marinés Méndez)

Argenis Agüero

El origen del templo

La referencia histórica más cercana del origen de esta Iglesia la encontramos el año 1781, en lo expresado por el Obispo Mariano Martí en su visita pastoral del mismo año al antiguo pueblo de Tinaco, poblado que ordena mudar y, en consecuencia, construir otra iglesia en el nuevo pueblo:

Acá no hay cementerio ni he mandado hacerlo por haberse de construir nueva Iglesia en otro paraje, y contigua de aquella se deberá hacer el cementerio. Queda prevenido este Teniente de Gobernador de obligar a vivir en el pueblo que se ha de formar cerca de la iglesia nueva en la sabana de los Bernardinos (…) convendrá que todos aquellos vecinos que viven entre los mentes sin tener hacienda ni tierras se vengan acá y les obligue este Teniente Gobernador a hacer sus casitas, que sean de poco costo, en este pueblo, esto es, en las inmediaciones de la iglesia nueva que se va a fabricar en una sabana, distante de acá como un cuarto de legua, que yo mismo fui a reconocer (…) y esta sabana por la banda del oriente tiene el río del Tinaco, y la iglesia nueva se va a fabricar a unas trescientas varas, poco más o menos, de dicho río”.

Señala el Obispo en su narración que varios vecinos le habían pedido que ordenase asignar 800 pesos pertenecientes a la Virgen de Chiquinquirá para usarlos en la fábrica de la nueva iglesia, dinero que se hallaba en poder del Padre Carlos Pulido, quien hasta hacía poco tiempo regentaba la pequeña ermita con que contaban los tinaqueros en el sitio del “Venanciero”; Martí comenta:

He hablado con el Padre pulido sobre la construcción de la nueva iglesia y me dice que con gusto se aplicara a ella y gastará de su hacienda y bienes (…) y haciéndose cargo, como se hará, de esta nueva fábrica el padre Pulido (…) será el principal administrador (…) me dice el Padre Pulido que en San Carlos hay un negro, albañil muy hábil y liberal de manos, con quien me dice dicho Fray Pulido que será conveniente que yo hable y trate sobre esta nueva fábrica de la iglesia, puesto que de ese modo el negro la emprenderá con más gusto y eficacia, y el dicho negro se ha explicado favorable a esta fábrica cuando algunos meses atrás se trató de ella…”.

Estando en San Carlos el Obispo se enteró de que al parecer el Padre Pulido no era tan proclive a que se construyera esa nueva iglesia, razón por la cual decidió entregar dicha responsabilidad al Padre Jacinto Herrera:

He dado la administración de las rentas de la capilla o iglesia del Tinaco al Padre Don Jacinto Herrera, Presbítero de esta Villa, que tiene un hato con Oratorio, que yo he visitado, a distancia de unas dos leguas o algo más, del tinaco, para que por sí o por sus hermanos que son ricos, procure que se haga la nueva iglesia del Tinaco, y me ha parecido más conveniente dar este encargo al dicho Dr. Herrera que al Dr. Pulido, de quien he tenido noticias que bajo mano favorece a los que se oponen a la nueva construcción de la iglesia, principalmente en el sitio o sabaneta que yo mismo fui a reconocer…”.

El investigador José Daniel Chirinos en su trabajo titulado “APUNTES PARA LA COMPRESIÓN DEL ORIGEN DEL PUEBLO DEL TINACO“(2010) cita al respecto importantes datos encontrados en el Archivo Arzobispal de Caracas:

Pueblo de Nuestra Señora de Chiquinquirá del Tinaco. Mayo 2. de 82. Conste por este como yo Ramón Tovar oficial de Albañil y que he estado haciendo Cabeza en la fábrica de la Iglesia que esta haciendo en este Pueblo del Tinaco, que se comenzó el día Seis de Marzo de este año pasado de ochenta y uno y se a continuado asta hoy veinte y ocho de Mayo de este presente año de ochenta y dos en que se han acabado la Capilla mayor y las dos Colaterales con más se han hecho todos los cimientos de toda la Iglesia y también queda tapeado hasta las Puertas Travesar todo lo cual, se ha hecho de orden y por disposición del Doctor Don Jacinto de Herrera, a cuyo cargo está esta obra, y así he recibido de dicho Señor Doctor la Cantidad de trescientos sesenta y tres pesos cinco reales, por mi Salario, y de tres oficiales mas que han trabajado en dicha Iglesia y para que conste lo firme fecho ut Supra= Ramon Thovar

El historiador sancarleño Héctor Pedreañez Trejo en su investigación sobre las iglesias cojedeñas afirma que la obra fue costeada por la familia Herrera de San Carlos:

El nuevo templo se concluyó el 15 de diciembre de 1783 y fue bendecido por el mismo Padre Dr. Jacinto Herrera. La construcción fue costeada por Daña Ana Jacinta González de Herrera y sus hijos el Padre Herrera, el Alférez Real de caballería Don José Gabriel Herrera, el Teniente Coronel Bernardo Isidoro Herrera, el Capitán Rafael Herrera, Don Agustín y Don Antonio Herrera, Doña Felicita Herrera de Sánchez, Doña Josefa de Herrera y Herrera y Doña Ana María de Herrera y Herrera. La Fabrica fue dirigida por Fray Nicolás de Urquía, quien también realizó la traslación del pueblo”.

Chirinos difiere de Pedreañez y afirma que “en diciembre de 1784 se había concluido la fábrica material de la obra, la cual estaba decentemente ornamentada, así como un retablo costeado por el Alférez Real José Gabriel de Herrera” (según lo contenido en un documento encontrado por él).

Iglesia Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá de Tinaco. (Foto: Marinés Méndez)

Iglesia Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá de Tinaco. (Foto: Marinés Méndez)

En la época post independentista

Una referencia muy importante es la que dejó escrita en el libro de gobierno de dicha iglesia el Arzobispo Ramón Ignacio Méndez en su visita pastoral del año 1835:

Hoy cinco de marzo de mil ochocientos treinta y cinco, el Yllmo Ramón Ignacio Méndez, dignísimo Arzobispo de Caracas (…) en prosecución de su santa pastoral visita llegó por la noche a esta de N. S. Del Rosario de Chiquinquirá del Tinaco (…) visitó en seguida la fábrica material del templo, que es de tres naves, cubierto de tejas, con seis altares fuera del mayor, y mandó que el pulpito se haga de tablas y no de rejas e igualmente los confesionarios (…) y que la iglesia se separe con paredes de las casas y solares contiguos…”

Transcurrida poco más de una década, en el año 1848 la iglesia estaba muy deteriorada, razón por la cual el Cabildo de Tinaco nombró una comisión de prácticos encargada para refaccionar la iglesia, cuyas paredes se encontraban desplomadas, luego el 13 de julio se envió al Gobernador de la Provincia el presupuesto presentado por el maestro albañil Francisco Padilla para que el gobierno suministrase los recursos a tal fin.

El 1º de abril de 1852 se llevó a cabo el siguiente inventario realizado por el Presbítero Juan José María Mercado, cura interino de la parroquia de Tinaco:

1.-  La Iglesia es de Tapia y rafa de obra limpia cubierta de tejas y tres naves, teniendo la del Cristo desplomada una de sus esquinas.

2.-  Tres Puertas principales con su cerradura y llave la que mira hacia la puerta.

3.-   Dos ventanas con rejas a los lados del presbiterio.

4.-   Dos puertas a los mismos lados, que conducen a la Sacristía.

5.-   Dos embarandados de madera en los mismos lados.

6.-   Tres coros altos, teniendo el principal una luz hacia la plaza.

7.-   Una torre sin concluir con su escalera de mampostería.

8.-   El Bautisterio está debajo de la torre con una ventana hacia la plaza y una reja de madera con su cerradura y llave hacia la iglesia.

9.-  Un corredor a lo largo de la iglesia en el cual existe un cuarto de rafa y tapia.

10.-  La fachada de la iglesia se halla en estado ruinoso.

11.- El altar mayor todo dorado con diferentes imágenes pintadas, estando el altar en mal estado por estar ahumado.

12.- El sagrario en su mesa de madera dorada y un crucifijo de plata.

13.- Tres altares en la nave de Cristo.

14.-  Tres altares en la nave de la Purísima Concepción y la de San Isidro, ambas en buen estado. Él último altar es de Nuestra Señora de Begonia.

15.-  En la torre tiene campanas en buenas condiciones, que tienen un costo de 150 pesos.

16.-  Tiene un coro principal en mal estado.

17.- La iglesia tiene un púlpito de madera en regular estado, un tabique de madera en mal estado, un confesionario y dos rejas.

El 10 de diciembre de 1857 en ocasión de la visita pastoral realizada por el Obispo de Caracas, Silvestre Guevara, este ordenó al Cura de la parroquia arreglar jurídicamente la situación de los terrenos y la separación del templo de las casas y solares vecinas, con paredes firmes; en el libro de gobierno acota:

El día diez de diciembre de 1857 el Yllmo Dr Silvestre Guevara, dignísimo Arzobispo de Caracas y Venezuela (…) llegó a esta parroquia de Ntra. señora del Rosario del Tinaco a las ocho y media de la mañana (…) El doce de los mismos (…) visitó los altares, sacristía (…) y fabrica material del templo, que es de mampostería y tres naves, y solo le falta la portada que se está construyendo a esfuerzos del actual párroco en propiedad Dr. Salustiano Crespo, y tiene levantado el primer cuerpo. El día quince S. S  I. Presidió en el templo una junta de vecinos que hizo convocar por medio del señor Jefe político para tratar sobre la continuación de la fábrica de la portada y previa una elocuente exhortación de S. S. Ilma., se prestaron gustosos a contribuir con varias sumas, exhibidas de pronto en el acta que a continuación se estampa, quedando el S.S. Ilma. plenamente satisfecho de la espontaneidad con que se ha manifestado este religioso vecindario”.

En 1879 el templo estaba en malas condiciones y requería la ejecución de nuevas intervenciones, hecho que motivó a los vecinos y autoridades de El Tinaco a dirigirse al presidente Guzmán Blanco en procura de ayuda para lograrlo, ello se aprecia en una extensa comunicación fechada el 12 de abril de 1879:

Una ineludible necesidad nos pone en el caso de llamar vuestra atención hacia un asunto de interés general para los habitantes del Departamento Tinaco, Estado Cojedes. Esa necesidad es, Señor, la reedificación de la sacristía del templo de esta Ciudad, y la continuación de su torre con otras reparaciones de no menos urgencias que aquellas. Para llenar el objeto indicado hemos contado i contamos fundamentalmente con la protección que nuestro Gobierno ha dispensado siempre a las obras públicas. ¿Y quedará en esta vez engañada nuestra esperanza, tratándose del templo del Tinaco, Departamento que tantas pruebas ha dado de adhesión al actual orden de cosas siendo así que fue el que primero dio el grito de Reivindicación en Cojedes? No- El conocimiento que tenemos de vuestro amor al Progreso, nos hace esperar que atendáis a nuestra justa exigencia decretando una suma mensual para los efectos ya indicados-

Servíos comunicar el resultado de nuestra petición a la comisión nombrada para presentaros la  compuesta de los ciudadanos Dr. Salustiano Crespo, Secretario del Arzobispado i presidente de esta comisión, General Nicasio Barreto, Jefe civil y militar del Estado i Dr. Ángel Barreto Lima

(Continúa en II).

Nave central de la Iglesia de Tinaco (Foto: Marinés Méndez)

Nave central de la Iglesia de Tinaco (Foto: Marinés Méndez)

Be the first to comment on "LA HISTORIA OCULTA: La Iglesia Nuestra Señora del Rosario, en Tinaco (I)"

Deja un comentario