“La Nicaragua perfecta era una farsa de Ortega” denuncia rector de la Universidad Americana

Managua.- El “país perfecto” que el Gobierno de Daniel Ortega vendía al exterior “era parte de una farsa”, afirmó el rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina, durante un foro sobre la crisis que atraviesa Nicaragua, que ha dejado más de 350 muertos desde abril.

“Habíamos caído en el juego de que este era el país perfecto (…) todo era parte de una farsa”, dijo Medina, una de las voces críticas del Gobierno de Ortega y de los personajes más respetados desde que estalló la crisis, reseñó Efe.
Ante una audiencia compuesta en su mayoría por estudiantes universitarios, el rector criticó la pasividad con que los nicaragüenses aceptaron “el relativo desarrollo económico y la relativa seguridad, a cambio de sacrificar la democracia y la justicia”, que llevó a Ortega a establecerse en el poder desde 2007, y negándose a dejar el poder.
Según Medina, “aunque habían voces que nos decían: esto es parte de un engaño, nosotros, mi generación, estábamos aceptando y estábamos cómodos, pero ustedes dicen: no, y le quitan la máscara (a Ortega), que lo que estaba haciendo era escondiendo un enorme aparato de corrupción”.
Datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) indican que, de la mano del sector agrícola, manufacturero, turístico y de la construcción, el país creció en un promedio superior al 4,5% desde que Ortega volvió al poder (fue presidente entre 1980 y 1990), a la vez que se proyectaba como una de las naciones más seguras de América Latina.
No obstante, el rector insistió en que todo era “un engaño”, porque “Nicaragua no se está desarrollando (…) no hay un proyecto que diga que el país va a cambiar, porque nunca hubo un plan que acabara con la pobreza y la injusticia”.
Agregó que “en el fondo sabíamos que lo de la seguridad era relativo, por la represión a las protestas por las elecciones, y contra los campesinos que se oponían al canal interoceánico, a los indígenas los están reprimiendo”.
Medina fue, junto con la líder campesina Francisca Ramírez, una de las dos personas que Ortega rechazó como miembros de la mesa de diálogo nacional para resolver la crisis, misma que está detenida debido a la violencia que envuelve a Nicaragua.
Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega de graves violaciones de los derechos humanos, entre ellas “asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias”.
El Gobierno de Nicaragua ha rechazado cada uno de los señalamientos. Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente.
Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

Be the first to comment on "“La Nicaragua perfecta era una farsa de Ortega” denuncia rector de la Universidad Americana"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*