Liquidez monetaria creció en 1.200% durante 2017

Caracas.- El saldo de la liquidez monetaria en poder del público creció en 2017 en 1.121% de acuerdo con las cifras divulgadas por el Banco Central de Venezuela.

Al cierre de 2017, el saldo de la liquidez monetaria se ubicó en 127,35 billones de bolívares, cifra que recoge un aumento en términos absolutos de 116,92 billones.

El crecimiento experimentado por los bienes de pago de la economía se acentuó especialmente en el segundo semestre del año, cuando el monto creció en 105 billones de bolívares.

Lo que destaca del crecimiento de la liquidez es que este se produce en un ambiente en el que las reservas internacionales tuvieron un signo contractivo.

Por tanto, el aumento de la liquidez está muy vinculado con los aumentos de salarios decretados por el Ejecutivo Nacional. En total fueron cinco aumentos en el año.

Al no haberse producido estos aumentos como consecuencia del crecimiento de la producción y productividad internas y en medio de un ambiente contractivo de reservas, la masa monetaria se transformó en elemento de presión sobre el valor interno y externo del bolívar.

Esto es, generando un fuerte impacto sobre el nivel general de precios (inflación) y sobre el tipo de cambio (depreciación de la moneda).

Respaldo monetario

Al iniciar el año 2017, las reservas internacionales en poder del BCV se ubicaban en 10.995 millones de dólares. Si consideramos que en el momento el saldo de la liquidez era de 12,43 billones de bolívares, se concluye que cada dólar de reserva estaba respaldando 948,3 bolívares. Pero durante el año, el saldo de las reservas se redujo en 1.471 millones de dólares, mientras que la liquidez creció en 116,92 billones de bolívares.

Como resultado de lo anterior, cada dólar de reserva respalda al cierre del año 13.371 bolívares en circulación. Es decir, un deterioro en el nivel de respaldo de la moneda.

Inflación y devaluación

A pesar de que no existen cifras oficiales sobre inflación, las estimaciones de expertos la sitúan en niveles superiores a 2.000%.
En todo caso, dado que el poder adquisitivo de la moneda se mide en su ámbito interno y externo, es bueno precisar que el nivel de inflación causó un impacto significativo en el poder de compra interno del bolívar. A tal punto fue, que para comprar hoy lo mismo que se podía con 100 bolívares de 2016, se necesitarían hoy 500.000 bolívares.

En cuanto a la capacidad de compra externa, expresada a través del tipo de cambio, es más difícil la estimación, dado que si bien existen algunos tipos de cambio controlado, nadie sabe quiénes tienen acceso a ellos.

En cuanto al tipo de cambio paralelo, es fácil colegir que el nivel de precios de los productos importados o con componentes importados se ha ido alineando cada vez más con esa referencia.

De todo lo anterior se deriva que la economía y especialmente sus equilibrios macroeconómicos, no han podido sortear el acometimiento de una expansión de la liquidez de tal magnitud que ha provocado un deterioro en los principales indicadores.

Entre los principales objetivos del BCV están el “lograr la estabilidad de precios y preservar el valor interno y externo de la moneda como parte de las políticas públicas que contribuyen con el desarrollo humano integral y el progreso armónico de la economía nacional, para alcanzar los objetivos superiores del Estado y la nación”.

Su política monetaria basada en la colocación de instrumentos para drenar liquidez excedente ha sido claramente insuficiente. Además, esos mecanismos aplicados a largo plazo contribuyen a agravar el problema que pretenden solucionar, porque a la larga inyectan más liquidez.

Be the first to comment on "Liquidez monetaria creció en 1.200% durante 2017"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*