Soldado estadounidense que filtró documentos a WikiLeaks dijo que podría regresar a la cárcel

Chelsea Manning, otrora Bradley Manning, primera gran fuente de WikiLeaks, aseguró este jueves que podría regresar a la cárcel en función de cómo progrese una audiencia por desacato tras negarse a responder preguntas sobre su divulgación de secretos militares en 2010.

Manning explicó que comparecerá el viernes ante el juez Claude Hilton, para explicar por qué se negó a contestar preguntas sobre la publicación de secretos militares hace nueve años. La información la reseñó la agencia internacional de noticias EFE.

En la nota detalló que compareció ante un “gran jurado secreto” luego de recibir inmunidad por su testimonio. Además, objetó responder a las preguntas que se le hicieron sobre la difusión de información en 2010.

“En solidaridad con muchos activistas que enfrentan las dificultades, mantendré mis principios. Estoy preparada para enfrentar las consecuencias de mi negativa”, apuntó Manning.

Manning fue citada a declarar ante un gran jurado en el marco de la investigación al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

El pasado 23 de enero, la defensa de Assange presentó una solicitud a la Comisión Intermericana de Derechos Humanos (Cidh). Allí se ordenó a los EEUU que revelara los cargos presentados en secreto contra su cliente.

Manning fue condenada en 2013, cuando aún era conocida como el soldado Bradley Manning, a 35 años de cárcel. Lo sentenciaron como el responsable de la mayor filtración de documentos confidenciales de la historia de EEUU.

El 17 de mayo del 2017, salió de la cárcel tras siete años privada de libertad. Barack Obama, quien por entonces era el presidente de EEUU, le otorgó un perdón presidencial.

Mientras era analista de inteligencia militar, Manning filtró en 2010 al portal WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán. Eso supuso un revés para la diplomacia estadounidens

Obama conmutó la condena a Manning, debido a que en el juicio, que finalizó en el verano de 2013. El soldado dijo que se arrepentía de haber filtrado los documentos y achacó su delito a su homosexualidad mal recibida en la disciplina castrense.

Be the first to comment on "Soldado estadounidense que filtró documentos a WikiLeaks dijo que podría regresar a la cárcel"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*