Tinaquilleros expresan peticiones, deseos y exigencias para 2018

Iglesia_de_Tinaquillo,_Estado_Cojedes,_Venezuela

Raúl Castellanos Latouche

Tinaquillo, diciembre 29. ¿Cuáles son los propósitos para el 2018 y qué proyectos están en el deseo de los tinaquilleros? Seguramente en tiempos no tan remotos, las respuestas estaban orientadas en concretar algún viaje de placer pendiente para compartir en familia, adquirir algunos electrodomésticos para disfrutar del confort en el hogar, hacer algunos ahorros para comprar o cambiar el vehículo, entre muchas otras. Sin embargo, la espontaneidad de los testimonios no deja de tener una fuerte carga de complejidad que se dibujaba en el rostro de la gente, emociones que transitan por la ansiedad y la congoja, pero al final son desplazadas por la grandeza de la fe y la voluntad de trabajo de la gente para lograr las transformaciones anheladas.

La conclusión del año supone hacer una especie de inventario entre lo realizado y lo que faltó por hacer, pero también significa reinventarse de acuerdo a nuevos proyectos y cómo confrontar los siguientes 365 días por venir, colmados de buenas intenciones, arropados con mantos de fe y energía que impulse los pasos hacia oportunidades que se aproxime a la paz y seguridad personal. En esta oportunidad se tanteó la opinión de varios tinaquilleros y conocer sus expectativas como ciudadanos para el 2018. Muchos argumentos coincidían en la necesidad de encontrar nuevos horizontes que le laven la cara al país, para reedificar el contexto socioeconómico, activar la producción nacional y alcanzar el bienestar hasta ahora ausente.

Isidro Henríquez es un ejemplo de ciudadanía y es considerado el cronista popular de la ciudad. Reconoce las dificultades confrontadas durante 2017, sin embargo, considera que Tinaquillo y su gente se merecen todo lo bueno por su condición de lograr lo que tiene a fuerza de trabajo, dedicación y convicción. Dijo que los tiempos difíciles sirven para crear grandes oportunidades y justamente serán las que demostrarán en 2018 la grandeza del tinaquillero para honrar a las próximas generaciones. Reveló estar dispuesto en realizar los sacrificios indispensables e invitó al resto de la población unirse en este proyecto, asegurando que vendrán mejores tiempos.

isidro

Un personaje popular de Tinaquillo es sin duda Luis Fernando Pérez, de oficio barbero desde hace más de 25 años y recientemente culminó sus estudios de Contaduría Pública en la Universidad de Carabobo. Dijo tener mucha fe que el país saldrá del atolladero donde se encuentra sumergido, destacando que el venidero año 2018 será decisivo para recobrar la paz y la libertad bajo principios democráticos.

luis fernando

Diagonal a la plaza Bolívar está el kiosko de “Cheche”, allí el tinaquillero compra cada mañana Las Noticias de Cojedes. Aldo Morales (Cheche), aspira para 2018 que la situación económica del país tenga un cambio que favorezca a todos los venezolanos y que aleje una serie de incertidumbres en el pueblo que puede traer consecuencias graves. Como vecino del municipio reclama a las autoridades, que trabajen para el 2018 en generar adecuadas condiciones de atención y dotación de insumos en el hospital.

aldo

En el C.C. Gran San Antonio, se encontraba el comerciante Antonio Sánchez, quien se disponía a realizar los arreglos para abrir en la mañana su heladería, la cual solo le ha servido para pagar gastos y subsistir, según su afirmación. Expresó que los tinaquilleros aspiran que la situación mejore para el 2018. Argumentó que la felicidad que caracterizaba a la gente se ha ido borrando por las dificultades económicas y la violencia. Manifestó que el pueblo está abandonado por sus gobernantes ante la falta de sentido de pertenencia e identificación con las raíces locales, destacando que a Tinaquillo le hace falta desde hace mucho tiempo mucho cariño. Quiere para los próximos 12 meses, que termine la crisis que agobia al país y así podamos enrumbarnos por un sendero seguro y de bienestar para todos por igual, indicó Sánchez.

antonio

Marlene Yajure, es una mujer que dedicó toda su vida en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), actualmente jubilada. Dice que las últimas horas del año ha visitado desesperadamente diversos bancos y su esfuerzo se ha visto empañado por la falta de dinero en efectivo en las entidades financiaras. Expresa que no es justo que después de dar sus mejores años de su vida al trabajo, ahora no pueda disfrutar su envejecimiento con dignidad. Por tanto, exige para el próximo año, cambie esta situación, pide que a los jubilados puedan cobrar el dinero que les corresponde en efectivo y solicita al presidente Maduro, tome las medidas del caso para que vuelva el país a la normalidad.

marlene

En una farmacia de la localidad estaba el docente jubilado Elpidio Martínez, pacientemente esperaba el chequeo que realizaba la señorita que atendía su pedido, pero en pocos segundos la acostumbrada respuesta se escuchó tras el mostrador, sugiriendo que la medicina solicitada por Martínez no existía. Enfáticamente el docente jubilado destacó su deseo para el 2018, que los medicamentos lleguen a las farmacias y que nadie tenga que estar obligado a tener una identificación adicional para conseguir las medicinas y garantizar la salud. Pide que la situación económica cambie, “si cambia la economía, cambia lo demás”.

elpidio

La juventud local, es uno de los sectores sociales más trastocados por la incertidumbre en el porvenir. Raúl González es de las nuevas generaciones de emprendedores. Puntualiza que el futuro para el 2018 no está nada claro. Asegura que debido a ciertas políticas populistas del gobierno, la gente y en especial los jóvenes son más dependientes a las dadivas de los “programas sociales”, conllevando al peligroso conformismo. Desea que este escenario desaparezca para el próximo año, renaciendo el valor por el trabajo, creando ideas innovadoras para confrontar las consecuencias que han ido dejando la manipulación y el chantaje soportado la población.

raúl

Como se notará, con este rosario de peticiones, deseos y exigencias comenzará el año. Se abriga la esperanza que 2018, que recién nace, las demandas del pueblo puedan ser escuchadas por aquellos que son responsables de resolver los problemas terrenales y por otro lado, tener la bendición del Dios Todo Poderoso para que así sea…

¡Feliz año para todos!

Be the first to comment on "Tinaquilleros expresan peticiones, deseos y exigencias para 2018"

Deja un comentario