TINAQUILLO EN TRES ESCENAS

A través de las redes sociales se ha visto con suma inquietud hasta dónde puede llegar la gente cuando se siente vulnerada.

RAÚL CASTELLANOS LATOUCHE

PERIODISTA & PROFESOR UC

@RAULCASTELLANOS

Escena I. Estamos de vuelta y la angustia se acelera

Reaparece nuestra columna luego de algunos días de pausa y al comenzar a redactar, cobijábamos la idea para bien de todos los venezolanos que la complejidad del escenario nacional, por lo menos permanecería estacionado y sin mayores cambios. Sin embargo, la gente ha palpado como el país viene empequeñeciendo las posibilidades de vivir en un ambiente sano, pasando a ser para todos por igual un hábitat hostil y empedrado desafortunadamente. Tal vez se pensaba a finales de 2017 era escabroso adquirir alimentos para preparar diariamente la comida, encontrar medicamentos o repuestos para el carro, en estos primeros días de 2018, la población se encontró con la circunstancia de supermercados vacíos, cerrados y otros declarados en quiebra, contradictoriamente en uno de los países más ricos del mundo, pero empobrecidos por la corrupción y la improvisación de “los amos del poder”. Comunidades enteras comenzaron a probar directamente el amargo sabor de la llamada hiperinflación, concepto que los especialistas vociferaban y advertían, pero que pocos conocían y ahora resisten los latigazos de este fenómeno económico en el lomo, fruto de las equivocadas políticas económicas del gobierno de Nicolás Maduro y de ese desbarajuste denominado socialismo.

Imagen8

Escena II. Venezolanos se desplazan sin importar el riesgo

La semana pasada fuimos sorprendidos por una paradójica anomalía social con estampas de desesperación. 30 compatriotas decidieron abordar un bote para llegar a las costas de Curazao y probar la experiencia que practican en el Medio Oriente para apartarse de los más peliagudos peligros de la guerra y los cubanos para salir de la miseria que han padecido por años. Sin embargo, estas 30 personas, que resolvieron transformarse en balseros para poder salir de un país donde por inoperancia del gobierno, cierran las posibilidades para que los ciudadanos labren un mejor futuro, no corrieron con suerte al naufragar la embarcación y concluir trágicamente la travesía, los detalles están plasmadas en las noticias. El desplazamiento de venezolanos hacia otros países es indescriptible. En los últimos meses se incrementó aceleradamente la penosa voluntad de dejar la patria por lógicas razones. Se considera que hasta ahora se han marchado más de 5 millones de conciudadanos en cualquier parte del planeta por el contexto sociopolítico y económico que acontece en Venezuela. La dirigencia política que está en los escenarios de la toma de decisiones debe avanzar en un plan de gobernabilidad… ¡la FANB sumarse a la estabilidad del país y las instituciones y los ciudadanos hacer lo que corresponda para transitar hacia un mismo norte… el bienestar colectivo!

Imagen9

Escena III. Arrecia síndrome de estómagos desinflados

A través de las redes sociales se ha visto con suma inquietud hasta dónde puede llegar la gente cuando se siente vulnerada. Estos primeros días de enero de 2018, se han observado una ola de saqueos en casi todo el territorio nacional. La desmoralización ha llevado a las personas de hurgar en las bolsas de basura para poder comer, a ejecutar acciones más violentas como el asalto a establecimientos que venden víveres o arremeter contra transportes que carguen cualquier cosa que sirva al consumo humano. Es importante reflexionar; sí realmente Venezuela tiene inventario suficiente para abastecer de alimentos al país o estamos quedando prácticamente desproveídos de comida y además es justificable que el gobierno de Maduro autorice la ayuda humanitaria que tantos países del hemisferio han decidido otorgar y solventar la insuficiencia de alimentos. No obstante, en la población recorre una alarmante sensación de hambre que se percibe en el rostro de la gente. La frustración se encuentra en acelerado crecimiento, sin importar las acciones populistas del Clap, bonificaciones, dádivas o supuestos mercados populares. La manipulación y el juego político que ha venido realizando el gobierno, no es tolerado por una población con el estómago desinflado.

Imagen9

Be the first to comment on "TINAQUILLO EN TRES ESCENAS"

Deja un comentario