Obispo Polito Rodríguez: «En tiempos difíciles debemos fortalecer la vocación y el amor del educador»

0
778
Exif_JPEG_420

Prensa Diócesis de San Carlos.-

San Carlos, enero 18.- (Las Noticias de Cojedes).- Monseñor Polito Rodríguez, obispo de la Diócesis de San Carlos, presidió la Santa Eucaristía en acción de gracias por el día del Educador venezolano, desde el templo Inmaculada Concepción Catedral de San Carlos, en compañía del gremio docente de Cojedes. 

En su homilía, dio gracias a Dios todopoderoso por el don de la vida de cada uno de los presentes. Asimismo, indicó a los profesionales de la enseñanza que a la primera vocación que ha sido llamado el docente «es a la vocación de la vida, ya que ella nos permite desarrollarnos y crecer, por eso no debemos permitir atropellos de quienes van en contra del respeto a la dignidad humana en la sociedad». 

Monseñor Rodríguez, expresó que haber elegido la profesión de enseñar, conlleva una gran responsabilidad, por ello, animó a los participantes de la misa, a cultivar la educación desde el hogar, para así, ir creando familias fortalecidas en valores, principios y moral para formar personas hechas para hacer el bien que tanto necesita el país.

Sobre todo destacó la importancia de tener presente que «en tiempos difíciles debemos fortalecer la vocación y el amor del educador».

El pastor diocesano, comunicó que el docente y cualquier profesión u oficio que se realiza en Venezuela es mal pagada «ya que el mismo salario solo alcanza para comprar un cartón de huevos», por lo que hizo un llamado al Estado para que cancele de manera justa los salarios que merecen los trabajadores. 

De igual forma, dijo que a pesar de las adversidades, «es importante aumentar el amor en la labor de enseñar, porque del trabajo que hagamos, podremos contribuir a a la formación de nuevas luces para iluminar nuestra nación». 

Monseñor Polito, terminó su mensaje, agradeciendo a Dios por la oportunidad de celebrar la eucaristía, y animó a los educadores a no decaer en la lucha, la cuál, debe ir unida al trabajo hecho cada día mejor por el bien de la sociedad.