Minneapolis: El odio que das… te inspirará a luchar

0
748

Gleidy Hernández.-

Valencia, junio 4.- (Las Noticias de Cojedes).- En literatura se suele decir, esta historia es ficticia y no tiene nada que ver con hechos reales, claro esto, hasta cuando Gabriel García Márquez y el boom latinoamericano expandieron el realismo mágico por todo el mundo.

Así podríamos decir con respecto al libro El odio que das, de la joven autora norteamericana Angie Thomas, cuando comparamos su temática con lo que ocurre en la ciudad de Minneapolis, Minnesota, por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

Un libro que hoy cobra mucha actualidad con los sucesos de Minneapolis (EE.UU)

Floyd murió cuando un policía lo acostó en el suelo para detenerlo y le puso su rodilla sobre el cuello, lo que desencadenó una ola de protestas que rebasó a Minneapolis y se ha extendido por varias ciudades de los Estados Unidos, en una ola de violencia, que nos hace recordar que el racismo y el odio en ese país, están hoy más vigente que nunca, sobre todo con un presidente que pregona en el mundo la supremacía de su nación sobre las otras y con un componente racial en su discurso.

Es así, que en estos tiempos la lectura de este libro es obligatoria, para recordarnos que el racismo es un mal que debe ser erradicado del mundo. Por ello ofrecemos a los lectores de Las Noticias de Cojedes una reseña de este maravilloso libro.

El odio que das, es el primer libro de Angie Thomas, quien nos narra la vida de Starr, una chica afroamericana de dieciséis años que vive entre dos mundos: El barrio pobre de gente negra, Garden Heigths y su instituto, situado en el elegante distrito residencial blanco. El difícil equilibrio entre ambos mundos se hace añicos cuando se convierte en testigo de la muerte a tiros de su mejor amigo, Khalil a manos de un policía. A partir de ese momento todo lo que diga Starr acerca de la aterradora noche que cambió su vida podrá ser usado como excusa por unos y como armas para otros. Y lo peor de todo es que ambos bandos esperan que dé un paso en falso para poner fin a su vida.

“Dejamos que la gente diga cosas, y lo dicen tanto que se vuelve algo que para ellos está bien y para nosotros es normal”. 

Al principio, temí que la historia de la autora Angie Thomas, solamente se tratara de puro resentimiento racial e incluso llegue a pensar que era muy extremista,  pero mientras más me adentraba comprendí que su trama se inclina en la búsqueda de las justicia e igualdad y más que todo es una crítica contra el sistema, ya que los gobiernos no se han interesado en culturizar a los jóvenes mediante una buena educación, sobre todo los que son de escasos recursos, por lo tanto da como resultando futuros adultos que no aportan nada positivo a su comunidad.

Lo que me gusta de la novela es que no trata de vender a un Estados Unidos, maravilloso, tal  como lo vemos en muchas de las películas o libros que ellos producen, sino que nos muestra la realidad de un país que por muy “Potencia” que sea, tiene sus problemas, como por ejemplo: Las pandillas que se dedican a vender drogas, ya que sus miembros en su mayoría son jóvenes, el sistema no les ofrece oportunidades para tener un buen futuro por lo que se ven obligados a recurrir a este delito y que por más que digan que respetan la libertad, lo cierto es que la policía también reprime protestas pacíficas.

“La gente como nosotros en situaciones como ésta se convierte en un hashtag, pero rara vez obtiene justicia”.

Con la historia de Thomas comprendí que las redes sociales tienen un alcance infinito por lo que son un mayor recurso para convocar una protesta o para revelar la verdad sobre una persona.  Es un punto, interesante que tiene El odio que das, porque es uno de los pocos libros que da mayor importancia a las plataformas de internet.

Respecto a sus personajes, su protagonista Starr, se ha convertido en uno de mis personajes literarios favoritos, porque a pesar del trauma por haber presenciado el asesinato de sus amigos, lo cierto es que tomó todo su dolor y lo convirtió en valentía para así buscar justicia. Y el hecho que sienta la necesidad de fingir ser dos personas diferentes, la hace más humana ya que en algún momento todos tratamos de ser alguien más con el fin de poder encajar en algún lugar, pero, a la final nos damos cuenta que no necesitamos fingir lo que no somos, porque existen personas a nuestro alrededor que están dispuestas aceptarnos tal y como somos.

Esa es una lección que el novio de Starr, Chris, nos dio a todos los lectores. La familia de Starr, en mi humilde opinión es la que se lleva casi toda la gloria de esta historia, porque no solamente hacen presencia, sino hacen sentir todo el apoyo que le dan a Starr y eso es lo más hermoso que  muestra su  autora.

 “Todo lo que la sociedad nos da cuando somos niños, regresa y lastima a la propia sociedad después”. 

Finalmente, la autora Angie Thomas, escribió una historia necesaria, asombrosa, brillante y desgarradora que aborda situaciones como la violencia policial con inteligencia, coraje, corazón y una honestad totalmente inquebrantable… me pregunto: ¿Será un clásico de literatura de nuestro tiempo?… creo que sí lo puede ser, porque ningún libro plantea un argumento tan real y vigente, que nos recuerda que Minneapolis no acaba con la muerte de George Floyd, ni con el incendiario twitter de Trump: “Cuando comienzan los saqueos, empiezan los disparos”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí