Trump, COVID-19, ¡abstención activa!

0
241

Por Pedro Mena.- “Vamos a luchar por Venezuela y vamos a luchar por nuestros amigos de Cuba”, enfatizó Trump en su intervención ante los integrantes militares del Comando Sur.

Esta semana fue muy rica y exitosa en diferentes acontecimientos ocurridos en el planeta, eventos y hechos solidarios con la oposición democrática que encarna el presidente Juan Guaidó y los diputados de la Asamblea Nacional vigente, único poder originario y soberano que representa la voluntad del pueblo venezolano.

El presidente Donald Trump estuvo en el estado de Florida cumpliendo su agenda oficial y de campaña para su reelección en noviembre del 2020, fecha histórica para los norteamericanos y de los millones de hispanos y afroamericanos, que tendrán como ciudadanos el uso de la mejor arma el ejercicio soberano del voto democrático.

En el encuentro con los integrantes del Comando Sur, en la famosa ciudad Doral de Miami, centro del activismo político de los venezolanos exilados políticos en Florida, el presidente Trump inició su agenda tocando el tema central sobre la lucha frontal contra el narcoterrorismo en las fronteras con el territorio venezolano, una forma de afrontar la guerra contra el narcodictador y usurpador Maduro.

“Vamos a luchar por Venezuela y vamos a luchar por nuestros amigos de Cuba”, enfatizó en su intervención ante los integrantes militares del Comando Sur, a quienes felicitó por su patriótica labor en defensa de la seguridad nacional de los Estados Unidos. Reiterando su compromiso y solidaridad con las causas adelantadas por los dirigentes opositores tanto en Venezuela como en Cuba.

Reiteró su apoyo al presidente Guaidó y la causa popular que representa, lo que viene a ratificar su total respaldo político e institucional al joven líder venezolano, hoy al frente de este inédito e histórico proceso político comprometido hasta lograr el cese de la usurpación, la creación de un Gobierno de Emergencia Nacional y la celebración de elecciones libres y democráticas.

Luego sostuvo una mesa de trabajo, con representantes de las comunidades de exiliados de Cuba y Venezuela, con la presencia del representante federal y amigo Mario Díaz-Balart. Junto a los dirigentes comunitarios integrados por la destacada periodista venezolana Lourdes Ubieta, quien derramó lágrimas de emoción y dolor al final de su intervención; el presidente de IVAC, Ernesto Ackerman, y el empresario Lorenzo Di Stefano, ambos compatriotas y de reconocidos méritos, quienes expresaron sus denuncias con firmeza y gallardía ante el presidente Trump, por Cuba intervino el Dr. Orlando Gutiérrez Boronat, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, entre otros panelistas invitados.

Las fuertes restricciones impuestas por las autoridades locales por el recrudecimiento del coronavirus en el condado de Miami Dade, obligó a la dirigencia del partido republicano a no convocar ni realizar actos de masas durante la presencia del presidente Trump.

Hablando del COVID-19, y su desarrollo en todo el mundo, es importante destacar como los sátrapas “líderes de la revolución bonita” que destruyó a Venezuela como país y nación, cumpliendo con el recetario producido por los “cerebros del mal” llámase G2 cubano, han saltados varios de ellos al ruedo de la ridiculez política, cumpliendo órdenes de la dictadura caribeña, para implementar la fase de la operación “diversionismo”, que no es otra que aparentar que están “contagiados” del coronavirus y tener que guardar reposo para recibir en privacidad su supuesto y engañoso tratamiento médico correspondiente.

Esta nueva burla o espectáculo montado por los “rojos criminales” conformados por los delincuentes y capos del “Cartel de los Soles”, solicitados por la justicia internacional, Diosdado Cabello, Tareck El Aissami y el jefe de los capos en el estado Zulia, Omar Prieto, no es más que una fantochada para distraer pendejos y luego manipularlos al reaparecer “curados”, gracias a la “milagrosa medicina y tecnología cubana”. Mientras tanto el país se olvida de su tragedia.

A esos delincuentes no hay que creerles nada, mientras ellos están “enconchados” en lugares seguros y bien custodiados, el aparato mediático está operando, presentándolos como “héroes” al derrotar supuestamente al coronavirus, imagen victoriosa de su revolución y liderazgo internacional. Un amigo muy católico que recibió un mensaje por internet de estos supuestos enfermos y contagiados, inmediatamente escribió como respuesta: ¡Te lo pedimos, Señor!

Respuesta contundente y afirmativa a favor del presidente Guaidó y la AN legítima han sido las múltiples expresiones, acuerdos, resoluciones y comunicados de organizaciones, multilaterales, parlamentos, jefes de estado y gobierno, y líderes políticos democráticos desconociendo de antemano la creación del CNE espurio e ilegal hecho a la medida del régimen y sus aliados tarifados, y la convocatoria a elecciones parlamentarias en la primera semana de diciembre 2020.

Este fuerte respaldo a nuestro gobierno parlamentario, y la respuesta oficial de los líderes y dirigentes de los partidos representados en la AN, por parte de la comunidad internacional, ratificado por el presidente Guaidó en un acuerdo unánime de todos los sectores políticos opositores, quien al expresar “las elecciones del 6 de diciembre son una trampa a la cual rechazamos de plano y no participaremos en ellas”, define claramente cuál es nuestra postura política sobre ese fraudulento e írrito acto “caza bobos”.

Abstención activa y militante debe ser la postura racional política y jurídica de quienes luchamos contra la dictadura, con honestidad y principios patrióticos. Hay quienes de buena fe sostienen lo contrario, pero hay otros que solo están participando del “Festín de Baltazar”, que tiene 60 millones de euros para comprar voluntades nacional e internacionalmente, a través del uso de la “picada del alacrán” a los fines de tratar de lograr mayor participación dirigencial y popular.

Ya les “expropiaron” los partidos, tarjetas y símbolos electorales al histórico partido AD, secundado por Primero Justicia, luego Voluntad Popular y solo falta la organización Un Nuevo Tiempo, para completar los partidos del llamado G4 y sus aliados en la AN. Resultado final: habrá una abstención histórica mayor que las presidenciales “chucutas” del 20 de mayo 2018, algunas encuestas serias proyectan apenas un 13 % de participación, por supuesto que las máquinas electrónicas chinas se encargarán de aumentar esas cifras reales, y maquillarlas para el regocijo del narcorégimen y sus aliados “opositores tarifados”.

Un amigo maracucho de buen humor me dijo: “Mira hermano, esas elecciones de Maduro son como el marido que la mujer le monta ‘cacho’ y al día siguiente al enterarse le compra un carro nuevo, ¡pura sinvergüenzura! ¡No votes, abstención activa!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí