¿Es la literatura la salvación del cine y la televisión?

0
339

Gleidy Hernández.-

Valencia, julio 14.- (Las Noticias de Cojedes).- En los últimos años las producciones de películas y series de televisión han sido basadas en libros que se han convertido en best sellers y cuyas adaptaciones literarias captan la atención del público, pero sobre todo de los lectores de esos autores, quienes esperan ver de manera audiovisual todo el universo de tramas que se imaginaron cuando leyeron las páginas de aquel libro que los atrapó.

Como fiel seguidora del mundo del cine y la televisión no puedo evitar pasar por alto, que los guionistas, sobretodo en estos últimos años, se han enfocado en el aspecto meramente comercial del cine, dejando a un lado la producción intelectual de los libros, por lo que las películas terminan siendo una comiquita del mensaje que los autores querían transmitir en sus obras. Es cierto que el cine y la literatura se retroalimentan pero en la actualidad los cineastas solo les interesa adaptar los best sellers a la gran pantalla porque les garantiza el éxito en la taquilla mundial.

 

En el mundo de la televisión se aplica lo mismo que en el cine. Los best sellers garantizan una gran audiencia. Un ejemplo claro de ello, es la cadena de televisión estadounidense HBO que con la adaptación audiovisual de Game of Thrones aseguró un éxito sin precedentes en la pantalla chica, convirtiéndose en la serie con mayor fanaticada en el planeta.

Sin embargo la última temporada dejó decepcionados a la mitad de sus espectadores, y quizás la razón de su polémico final se debió a que no contaba con el último libro de la saga ya que como muchos saben, hasta la temporada numero seis fue que se contó con el apoyo de los libros, porque el autor George RR Martin aún sigue sin concluir su saga, por lo que los guionistas se vieron obligados a escribir el final de la serie desde su perspectiva.

El final de Game of Thrones sirvió para demostrarnos que las adaptaciones audiovisuales de los best sellers solo tienen éxito si tienen el apoyo del libro y del autor. Otro caso similar a Game of Thrones es el de la trilogía Divergente basada en los libros de la autora Verónica Roth, cuya adaptación cinematográfica cautivó a los lectores y recibió criticas positivas por partes de los portales web especializados en cine.

Pero la última película “Leal” resultó un fracaso en taquilla, sin mencionar que dejó decepcionados a los fanáticos, ya que los cineastas no siguieron la historia tal y como estaba planteada en los libros.

Incluso la compañía cinematográfica Lionsgate que se encargó de la adaptación de los libros de Divergente intentó continuar la historia de Leal como una película para la televisión, pero el proyecto nunca pudo llevarse acabo debido a que los actores Ansel Elgort, Zoe Kravitz y Shailene Woodley se negaron a continuar con la saga.

Debo de confesar que la mayoría de los libros que he leído han sido adaptados a la gran pantalla y los que aún no se han convertido en un film ya cuentan con un contrato por parte de productoras para convertirlos en películas. Uno de esos libros es la saga de la Reina Roja de la autora Victoria Aveyard, cuyos derechos cinematográficos fueron adquiridos por Universal Picture.

Otro libro que también tiene un contrato para adaptarlo a la gran pantalla es Eleonor y Park de la autora Rainbow Rowell quien a través de su cuenta instagram confirmó que se encuentra trabajando en el guión. Cabe destacar que Rowell no tan solo es reconocida en la literatura sino también se encarga de escribir los guiones para la serie animada de Marvel Rising: Secret Warriors.

La Selección de la autora Kiera Cass es otra saga literaria que tendrá su adaptación cinematográfica que estará a cargo de Netflix. Hasta los momentos se conoce que la primera cinta basada en los libros de Kiera Cass estará dirigida por Haifaa Al- Mansour mientras que el guion será escrito por Denise Di Novi.

Sin embargo todavía existen películas que tienen un guion original, una de ellas es La vida secreta de Timothy Green, la cual está protagonizada por Jennifer Garner y Joel Edgerton, quienes interpretan a una pareja que desea tener un hijo y finalmente lo logran cuando Timothy aparece una noche en su puerta pero descubrían que el niño realmente proviene de los arboles. Esta película de Disney se estrenó en el 2012 recibió criticas mixtas y modestas ventas en la taquilla en el mundo, pero no está nada mal para ser una película que cuenta con un guión completamente original.

Si hablamos de originalidad no se puede dejar de mencionar a Stranger Things, esta serie Netflix, escrita por los hermanos Duffer, no está basada en ningún libro sino que es una producción completamente original y lo que captó la atención del público fue su ambiente retro pero sobre todo el homenaje a las películas de Hollywood de la década de 1980.

La verdad es que Stranger Things sorprende porque ha nutrido a la literatura juvenil ya que las editoriales publicaron Comics y libros basados en el universo de la serie.

El mayor reto que tienen en la actualidad los cineastas es crear producciones que no estén basadas best sellers ya que las adaptaciones literarias y los remake en acción de real de los cuentos clásicos de Disney pueden garantizarles el éxito en la taquilla, no obstante, existen muchos espectadores que esperan ver un producto con más creatividad por lo que deben de utilizar la literatura no solamente como un negocio sino para nutrir su imaginación.