EL ABISMO DE VENEZUELA

0
67
Dr. José Pérez Veloz

José Pérez Veloz *.-

El abismo de Venezuela, es la infravaloración sociocultural, cuyo proceso comenzó con la llegada del conquistador español, quien le enseñó al nativo a obedecer, no a respetar, le enseñó a ser sumiso frente al poder político, no a ser un ciudadano libre, lo obligó  a resignarse ante la religión, estos fueron los argumentos de fondo, para esclavizarlo mediante el miedo, que lo anuló como persona, reduciéndolo a un simple objeto manipulable, lo cual se mantiene en la psiquis de una capa importante de la sociedad, que está allí, como un sedimento social, que no es capaz de asumir la responsabilidad de su existencia.

Por lo tanto, delega sus responsabilidades que debería cumplir como ciudadano a otros: a Dios, al poder político, económico, siempre anda buscando a alguien que le resuelva sus asuntos personales, lo peor, no tiene proyectos de vida, piensa de la mañana para la tarde, por esta condición sociocultural, al actual régimen se les ha hecho fácil controlar a un alto porcentaje de la sociedad, de todas las estratificaciones sociales, con la bolsa o caja CLAP , lo que varía es el envoltorio, reciben complacido los bonos, celebran cuando después de un apagón de doce horas, llega la energía eléctrica.

Para salir de esta trampa es necesario implementar una educación profunda y concertada , entre todos los factores que inciden en la orientación de la sociedad, en primer lugar la iglesia, debe asumir su responsabilidad de formar ciudadanos libres, diciendo la verdad, Dios es nuestro guía, al que debemos respetar cumpliendo con sus principios establecidos en la doctrina de la iglesia, independientemente de la corriente religiosa, apegándose a sus valores fundamentales que las sustenta, y al mismo tiempo asumiendo la responsabilidad de prepararse para el trabajo productivo. Dios no es un inquisidor que nos anda persiguiendo e infundiendo miedo, la escuela debe enseñarles los valores ciudadanos de respeto y cumplimiento con las leyes y normas sociales, en combinación con la familia, debe enseñarles la importancia de la creatividad, para el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

El estudiante debe sentirse valorado en su esencia como ser humano, no debe sentirse superior, ni inferior a sus semejantes, por lo tanto, debe sentirse capaz de emprender su propio destino, al sentirse valorado, le permitirá superar la concepción del pobrecito, con esa conducta lastimera y milagrera, que lo induce a delegar su existencia en otras figuras externas, anulándose a sí mismo, como persona.

Es importante destacar, que este fenómeno, que está soterrado en la psiquis de los venezolanos, no es considerado por los líderes políticos en la actualidad, y de una manera mecanicista desde la racionalidad instrumental, hacen sus discursos y proyectos. Por lo tanto, están desconectados de los ciudadanos, necesitamos incursionar hasta la raíces psicoemocionales de la sociedad, con un discurso valorativo de las personas, fundamentados en la racionalidad sensible, lo cual permitirá levantar la esperanza en un mensaje creíble, sincero, acorde con el contexto, sociopolítico de la actualidad venezolana,  hacer grades encuentros de los liderazgos, sin repartos de culpas, ni buscar cuotas de poder: económico, político y de control social.

Así se fortalecerán las instituciones, como base fundamental de la democracia, con una ciudadanía que elija a sus representantes para que administren los bienes de la república, así tendremos un empresariado próspero, productivo y un trabajador preparado, consciente de su responsabilidad, consigo mismo, su familia y su nación.

*Dr. En Ciencias de la Educación

perezveloz@gmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí