Cuarto de Guerra: Una Película que Fortalece la Fe

0
32

Gleidy Hernández.-

Valencia, septiembre 19.- (Las Noticias de Cojedes).- En estos tiempos tan difíciles, resulta casi imposible no desesperarse, pues el confinamiento al que nos ha obligado la pandemia del Coronavirus a veces nos hace sentir solitarios, y puede que incluso hasta melancólicos. Pero no hay que olvidar que estos complejos momentos son los propicios para fortalecer nuestra relación con Dios. Y qué mejor manera que viendo una película como “Cuarto de Guerra” que nos demuestra que la oración a Jesucristo es la clave para ser felices.

War Room (Cuarto de Guerra) es un film estadounidense dirigida por Alex Kendrick y escrita por Stephen Kindreck que se estrenó en el 2015. Esta película que fue éxito en la taquilla se centra en la familia Jordán, quienes aparentemente lo tienen todo, sin embargo, su matrimonio se encuentra en crisis. Pero cuando Elizabeth conoce a la señora Clara Williams, quien le enseña que a través de la oración puede salvar su matrimonio, decide seguir su consejo y hace su cuarto de oración en el cual luchará por su familia y el futuro de su matrimonio.

Según el director Kendrick, la película está hecha para los militares quienes deben buscar refugio en Dios para que puedan sanar y lidiar con los problemas diarios que se enfrentan día tras día. El rodaje se llevó a cabo durante el verano del 2014 en varias zonas de Carolina del Norte, Charlotte Kannapolis, Concord, Hickory y Birkdale Village en Huntersville .

Debo confesar que no conocía “Cuarto de Guerra” hasta que una amiga muy querida me la recomendó, y desde ese momento se convirtió en una de mis películas favoritas, porque es un film que está hecho con el propósito de elevar nuestra fe, y creo que es en estos tiempos, cuando el mundo está sumergido en un caos, donde es necesario encontrar refugio en Dios para que nos muestre el camino correcto, pero sobre todo nos haga mejores personas y que demostremos que existe más luz que oscuridad.

Una de las enseñanzas que deja esta película es que puedes tenerlo todo en la vida. Pero si te falta Dios: humildad, honestidad, sencillez y calidad humana no podrás ser feliz, y si dejas que la ambición controle tu vida, caerás en un vacío que te dejará ciego, y que no te permitirá disfrutar de esos pequeños detalles o momentos que Jesucristo te pone en el camino.

Es increíble, pero a veces, solemos creer que el dinero, las fiestas, los viajes y los lujos nos pueden satisfacer. Entonces pasamos todos los días tratando de conseguir más y más, y pasamos por encima de lo correcto y desechamos el amor de las personas que están a nuestro alrededor.

Si es cierto, el dinero puede darte una estabilidad económica para estar cómodo con la familia, los viajes pueden hacerte conocer otros países y diferentes culturas, pero si no tienes a Dios en el corazón, entonces ¿para qué conocer miles de mundo, si el maestro allí no está? ¿Para qué la fama y las estrellas? Si no tenemos amor para dar.

Debemos tomar en cuenta que con la amabilidad conseguimos más y que el perdón nos hace libre, y más cercanos a Dios. Esta es una de las enseñanzas que nos deja “Cuarto de Guerra”.  Por mi parte, recomiendo 100% esta película, porque es para reflexionar y espero que si la ven ignoren los detalles técnicos y se centren en analizar la trama la cual está repleta de valiosas enseñanzas que debemos poner en práctica para que nuestro entorno (el mundo) sea un lugar mejor.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí