LA MALETA DE LAS VIRTUDES

0
8

Dr. José Pérez Veloz.-

Dr. José Pérez Veloz

Los seres humanos al  nacer, comenzamos a impregnarnos de valores provenientes del  contexto sociocultural al que pertenecemos, lo cuales son  nuestra cuenta bancaria, cuyo  capital  irá aumentando según los insumos que recibimos  en cantidad y calidad, así la  eficiencia nos  permite desempeñaremos  a lo largo de  la vida: son virtudes que serán guardadas en maletas  para la diversas circunstancias y desafíos existenciales que debemos  abordar,  con esas herramientas administradas con responsabilidad logramos el éxito, como ciudadanos del mundo

La maleta principal es la educación,  recibida en el seno de la familia y el contexto sociocultural de la nación, la región y la comunidad donde nos formamos, la cual  nos coloca un sello en la  esencia, espiritual. De ellas dependerán los éxitos,  fracasos y dificultades para emprender acertadamente el camino correcto, también juega un rol importante la escolaridad,  en el proceso de formación,  tanto en  valores, como en el desempeño de  oficios y profesiones,  en las distintas áreas del saber. Así como también nos orientan, los hábitos y costumbres del lugar de procedencia

Estas virtudes, están en  quienes por diversas razones  salen de sus naciones originarias, para establecerse en otras, con el calificativo de  “emigrantes”,  en el equipaje  físico, se llevan  los  utensilios necesarios, y por otro lado, de manera invisible llenan sus maletas psicoemocionales,  donde van guardadas las  ilusiones, esperanzas, recuerdos y las experiencias acumuladas a lo largo de la vida, además en el recorrido del  viaje van marcando sus huellas en:  desiertos, asfaltos,  hiervas,  surcos en las nubes y en las olas de los océanos, todas quedan grabadas en el alma de cada “emigrante”, lo  que constituyen  otro  equipaje de la nueva realidad,  éstas  serán las bases, para llegar a una cultura extraña a la que necesariamente tiene que integrarse, donde la educación e instrucción recibida en su país de origen marca la diferencia

En el caso de los venezolanos, hemos tenido por tradición, viajar  a diversos países en búsqueda de nuevos conocimientos y explorar otras culturas para enriquecer la nuestra, las maletas de ilusiones y esperanzas venían con nuevos equipajes, repletos de ciencia y  sabiduría. No obstante,  en los últimos 20 años este propósito cambió radicalmente  porque más de cinco millones de venezolanos han sido empujados por el hambre y la incertidumbre socioeconómica, cuya causa es la perversidad política, negadora de todos los derechos ciudadanos.

En una  maleta llevan sus limitadas pertenencias,  y en la otra se llevan sus experiencias y su educación, el coraje, sus sentimientos de amor por la familia , amigos, las costumbres, los paisajes  con la esperanza de regresar, una vez que pase la tormenta política  diabólica que nos han traído desde otras latitudes por mentes enfermizas, para arrasar con nuestros sueños de felicidad y armonía de convivencia en su terruño; lo importante es  la resiliencia para aprender  y de regreso  contribuir con los cambios  de una  Venezuela oprimida a otra Libre, llena de prosperidades ,donde impere  el respeto  en  igualdad ante la ley, como modo de vida de la auténtica Patria tolerante.

perezveloz@gmail.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí