El Papa pidió por el fin del «sufrimiento del pueblo venezolano»

0
89

El papa Francisco impartió la tradicional Bendición Urbi et Orbi (a la ciudad de Roma y al mundo) con motivo de la celebración de la Navidad este viernes 25 de diciembre.

En su mensaje pronunciado desde el aula de las bendiciones, y no desde el balcón central de la fachada de la Basílica vaticana debido a las restricciones sanitarias por el covid-19, el Santo Padre

Este viernes 25 de diciembre, pidió esperanza para el continente americano. También rogó: «Que (el niño Jesús) ayude a poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano»

«(…) Que la Palabra eterna del Padre sea fuente de esperanza para el continente americano, particularmente afectado por el coronavirus, que ha exacerbado los numerosos sufrimientos que lo oprimen, a menudo agravados por las consecuencias de la corrupción y el narcotráfico. Que ayude a superar las recientes tensiones sociales en Chile y a poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano».

Igualmente, Francisco pidió que: “El Niño de Belén conceda fraternidad a la tierra que lo vio nacer”.

Dijo que, en estos tiempos, en medio de la pandemia, necesitamos más que nunca la fraternidad.

Francisco pidió: «En este momento de la historia, marcado por la crisis ecológica y por los graves desequilibrios económicos y sociales, agravados por la pandemia del coronavirus, necesitamos más que nunca la fraternidad. Y Dios nos la ofrece dándonos a su Hijo Jesús: no una fraternidad hecha de bellas palabras, de ideales abstractos, de sentimientos vagos… No. Una fraternidad basada en el amor real, capaz de encontrar al otro que es diferente a mí, de compadecerse de su sufrimiento, de acercarse y de cuidarlo, aunque no sea de mi familia, de mi etnia, de mi religión; es diferente a mí, pero es mi hermano, es mi hermana. Y esto es válido también para las relaciones entre los pueblos y las naciones. Hermanos todos».

Con información de EFE