Municipio Anzoátegui despide a un gran líder que luchó por el bienestar de su pueblo

0
810
El pueblo se concentró a acompañar a la familia de Luis Linares (QEPD).

Luisana Suárez.-

Apartadero, marzo 7.- (Las Noticias de Cojedes).- El pueblo del municipio Anzoátegui, llora la perdida física de Luis Linares Rojas, quien fue un gran líder político, que siempre procuró el bienestar de esta comunidad y de su estado Cojedes. Su calidad humana y su servicio al prójimo fue la clave para lograr, desde muy joven, el éxito en su carrera política.

Fue un hombre sensible, humanitario, humilde y generoso, tanto así, que con respeto y por solidaridad, siempre acompañó a los familiares de algún difunto del pueblo en esos momentos de tristeza y duelo, ganándose aún más, el aprecio y el cariño de los anzoatiguenses.

En sus batallas políticas fue firme y leal, trabajó sin descanso y logró en gran parte sus cometidos. Su entrega y dedicación al partido Acción Democrática, fue sin duda, un compromiso que adquirió y formó parte de sus principios y valores democráticos: “Por una Venezuela libre y de los Venezolanos”.

Luis Linares, por sus amplios conocimientos en el terreno político y su gran experiencia en los avatares de la vida, deja una gran en enseñanza de respeto por quienes no compartieron su misma ideología política, fue ejemplo de lucha, constancia, dedicación y perseverancia.

Hoy el pueblo lo despide, con la convicción de continuar esta lucha, por quienes hoy no están en Venezuela. Como Linares siempre lo señalaba, esta batalla es por la democracia, para todos los venezolanos, para evitar la prolongación de las consecuencias de un mal gobierno. Seguramente desde el plano celestial continuará guiando a su gente a hacer política de altura como él lo hizo.

Biografía

Don Luis Linares luchó por la democracia hasta su último momento.

Luis Linares Rojas, nació en el caserío Aguirre, del municipio Anzoátegui, estado Cojedes, trabajador del campo junto a sus padres Don Pedro Crisanto Linares y su madre María Oscar Rojas de Linares. Fue ejemplo de sus hermanos y posee una numerosa familia que se mantiene muy unida.

Fue devoto de San Antonio de Padua, y por esa fe y por costumbre familiar, celebraban esta fiesta religiosa todos los años, en compañía de padres, hijos, nietos, hermanos y demás familiares.

Luego de criarse en Aguirre, se mudó junto a sus padres hacia la población de Camoruco. Posteriormente emigran hacia Retajao, en la parroquia Cojedes, donde inició sus primeros pasos en la política. De allí pasan al caserío Puente Onoto y finalmente se radican en Apartadero, sector La Arenera, donde continúan labores de la tierra y la ganadería.

Calificado como el mejor alcalde de este municipio, fue un alto dirigente de AD, siendo muy joven, logró su primer cargo de representación popular, como Concejal, en el año 1.975. Con el tiempo, logró ser Secretario General de esta misma tolda, en Anzoátegui, y fue consolidando su liderazgo. Aspiró a la Alcaldía, y quedó electo en tres periodos que fueron: 1996- 2000 / 2001-2004/ 2005-2009.

Logros para el pueblo

Dentro de sus obras se evidencia la construcción de espacios deportivos como el Complejo Deportivo Alomar, canchas deportivas de La Mapora, Aroita, cancha techada de Cojeditos, cancha del sector El Libertador y remodelación -sin culminar- de la cancha Menca de Leoni, Estadium de Cajobal y construcción de Casas de la Cultura en ambas parroquias, entre otras.

Gracias a su labor municipal recibió diversas condecoraciones y en el ámbito deportivo fue declarado Alcalde Deportivo del Año, por la Federación Nacional de Béisbol y la Federación Venezolana de Fútbol.

De igual manera, en materia educativa, dotó escuelas y logró transporte para movilización de estudiantes del Liceo Manuel Manrique y niños de la Escuela de Educación Especial de Apartadero.

En materia de prevención y salud, donó una ambulancia al Cuerpo de Bomberos de Cojeditos y permanentemente había una ambulancia en Apartadero, para atender cualquier emergencia. Las ayudas técnicas y sociales, siempre estuvieron a disposición de quien las necesitaba, colaboraba con medicinas, apoyos económicos y gastos fúnebres para cualquier familia.

Mientras que en materia de seguridad, existía alianzas con la Guardia Nacional, a la cual se le donó un vehículo Toyota, al igual que a la Policía Estadal. Además se otorgó otro vehículo al antiguo Tránsito Terrestre, que hacía vida en Curva La Guabina para evitar accidentes (troncal 5).

También se destaca, la pavimentación de calles y avenidas de ambas parroquias del municipio, al igual como sucedió con el tramo Aroita- Apartadero. Atención a la vialidad rural, apoyo al pequeño productor del campo, dotación de servicios públicos, entre muchas otras obras y acciones sociales que generaron bienestar a la población.