12 grandes clubes de fútbol crean una Superliga europea y llueven las críticas desde ligas nacionales y gobiernos

0
339

Doce grandes clubes de fútbol europeo acordaron crear una nueva Superliga continental, iniciativa que rápidamente se convirtió en blanco de críticas por parte de la FIFA, la UEFA y las ligas nacionales, así como por parte de líderes políticos.

De acuerdo con un comunicado oficial, emitido el pasado domingo, la nueva competición cuenta de momento con 12 clubes fundadores: Atlético de Madrid, Real Madrid, Barcelona (España), Milán, Inter, Juventus (Italia), Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur (Inglaterra). Se planea que otros 3 equipos más se unan, mientras que otros 5 adicionales se clasificarían anualmente basándose en sus resultados durante la temporada anterior.

Los partidos de la Superliga empezarían en agosto y se jugarían a media semana, lo que permitiría a los clubes participar también en sus ligas nacionales. Los equipos serían divididos en dos grupos de diez, que celebrarían partidos de ida y vuelta. Como resultado, los tres mejores equipos de cada grupo se clasificarían automáticamente para cuartos de final, mientras que los que finaliazaran en cuarta y quinta posición jugaría una eliminatoria a doble partido para decidir quién ocupa los restantes puestos en la ronda.

La final de la liga tendría lugar en mayo en una sede neutral.

«La creación de la Superliga llega en un momento en el que la pandemia global ha acelerado la inestabilidad en el modelo de fútbol económico europeo actual», reza el comunicado.

En cuanto a la parte financiera del proyecto, los clubes señalan que el nuevo torneo «proporcionará un crecimiento económico significativamente mayor y apoyo para el fútbol europeo a través del compromiso a largo plazo para pagos de solidaridad ilimitados, que crecerán en consonancia con los ingresos de la liga», añadiendo que estos pagos «serán sustancialmente más altos» que los actuales en la competición europea. En ese contexto, destacaron que se espera que estos superen 10.000 millones de dólares durante el periodo de compromiso inicial.

Asimismo, el comunicado señala que los clubes fundadores «recibirán una cantidad de 3.500 millones de euros únicamente para apoyar sus planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia» del covid-19.