Micólogos registran 4 casos de mucormicosis asociada al COVID-19 en Venezuela

0
364

Por lo menos cuatro casos de mucormicosis asociada al COVID-19 han sido confirmados y documentados en Venezuela hasta agosto de 2021, informaron especialistas este jueves 19 de agosto.

En lo que va de año, tres casos han sido detectados en el estado Carabobo y un caso ha sido confirmado en el estado Mérida, indicó el micólogo Fernando Gómez-Daza durante el foro “¿Hay mucormicosis asociada a la COVID-19 en Venezuela?”, organizado por la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) y SOS Telemedicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

La mucormicosis, conocida popular y erróneamente como hongo negro, es una infección fúngica invasora causada por hongos pertenecientes al orden Mucorales. Es una micosis oportunista descrita, por lo menos, desde el siglo XIX.

Los hongos que la causan están en el medio ambiente, explicó el microbiólogo y epidemiólogo colombiano Diego Cáceres, vinculado a la Unidad de Infecciones Fúngicas de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Estados Unidos. Añadió que los hongos mucorales son hialinos: no tienen pigmento, por lo que realmente no son hongos negros.

“En realidad el nombre coloquial de la enfermedad sale principalmente de la característica de las lesiones”, dijo Cáceres, pues la mucormicosis se caracteriza por la necrosis de los tejidos afectados.

Los factores de riesgo clásicos son la diabetes, la malignidad hematológica, el trasplante de células y órganos sólidos y las terapias con esteroides y otros inmunosupresores. Antes de la pandemia se habían detectado casos en personas que habían sido víctimas de desastres naturales y guerras. Ahora hay un incremento global de casos de mucormicosis y el COVID-19 se ha incluido como un factor de riesgo.

Hasta el 11 de junio de 2021, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) había contabilizado 16 casos en siete países de las Américas, de los cuales nueve habían fallecido, según su boletín epidemiológico sobre la enfermedad. Venezuela no estaba incluida. La enfermedad registra una alta mortalidad.

En Venezuela, los dos primeros casos de mucormicosis asociada al COVID-19 datan desde antes de la publicación del boletín de la OPS y ya habían sido presentados en el Congreso Venezolano de Infectología del mes de julio, explicó Gómez-Daza. Considera que el país no aparece en los reportes de la OPS porque las micosis aún no son enfermedades de denuncia obligatoria a nivel de epidemiología regional.

“Se presume que debe haber más casos”, dijo el bioanalista especialista en micología médica y director del Laboratorio de Micología y Enfermedades Tropicales en Valencia, Carabobo.

La infección, indicó la OPS, se adquiere por la implantación de las esporas del hongo en la mucosa oral, nasal y conjuntival, por inhalación, o por la ingestión de alimentos contaminados.