Centenares de venezolanos cruzan de Bolivia a Chile pese a amenazas de deportación

0
502

Cientos de migrantes con niños, la mayoría venezolanos, entraban este jueves a Chile por pasos clandestinos en la frontera con Bolivia, a pesar de que el gobierno chileno anunció que retomará las expulsiones de quienes lleguen al país en forma irregular.

Los migrantes, que buscan ayuda básica y refugio, entran de manera constante durante todo el día por Colchane, localidad rural de poco más de mil habitantes en el altiplano.

Junto con la migración clandestina en este sitio árido y de frío extremo, a más de 3.600 metros de altitud, ha crecido también el negocio de transporte ilegal, así como el precio de acercar a un migrante a las ciudades alcanza hasta 70 dólares por persona, constataron periodistas de la AFP.

Por ahora ninguna medida ha frenado el flujo diario de migrantes, mayoritariamente venezolanos, aunque también hay muchos colombianos, sobre todo de Buenaventura, del Valle del Cauca, y algunos dominicanos.

Se echan a caminar desde el altiplano al desierto de Atacama, donde algunos, en grupo, arman barricadas con piedras para pedir agua, dinero o que los acerquen a Iquique, sobre todo a camioneros que pasan por allí.

El Ministerio del Interior anunció el miércoles que retomará las expulsiones de migrantes en situación irregular, como lo hizo a principios de año cuando esta región recibió miles de migrantes sin papeles. En los primeros siete meses de 2021 han cruzado por el norte de Chile 23.673 migrantes, casi 7.000 más que en todo el año pasado.