Nueva modalidad de estafa telefónica que ofrece promociones por feriados para jaquear el WhatsApp

0
370

Tal vez sea de los mismos creadores de “Hola, soy María”. La nueva modalidad de estafa telefónica que intenta captar incautos desde hace semanas se conoce como “Estimado Usuario”. Así lo evidencia un audio recibido por el periódico El Vigilante.

Se trata de un supuesto “operador” que dice trabajar para la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (CONATEL) y está ingresando a todos los usuarios de las plataformas telefónicas al nuevo sistema 5G. Vale destacar que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones ejerce funciones de regulación, supervisión y control, pero no se encarga de esas migraciones. ​

Mientras el falso “operador” explica al usuario el motivo de la llamada, insiste en pronunciar “correcto”. Palabra que se usa en el contexto de llamadas telefónicas grabadas para instar al usuario a verificar que entiende lo que se le está planteando.

La “promoción” que le ofrecieron al “estimado cliente” es una afiliación al 5G banda ancha digital por el Día del Trabajador. Esto, “para mejor navegación e internet sin costo adicional en su renta básica”.

El “operador” le advierte al “estimado cliente” la afiliación se hará “a través de una de sus aplicaciones confiables y seguras como lo es WhatsApp. Por lo tanto estará recibiendo su código de validación personal por mensajería de texto a través del 29010”.

El “cliente” sospecha de la inusual petición y se niega a entregar el código. “Yo tengo entendido que ese código no se debe compartir con nadie”, refuta. Mientras el “operador”, evidentemente molesto, le advierte que si no lo hace “se verá afectado el mantenimiento y tendrá inconvenientes con su paquete de datos y sus llamadas entrantes y salientes”.

El cliente se niega de nuevo y el “operador” insiste. “Le enviamos de nuevo el código. Otra persona no puede enviarlo si no trabaja acá. Puede verificar en la página el nombre de los operadores”, replica.

Sin embargo, el “estimado cliente” asume que correrá el riesgo y el “operador” le responde que ahora “tiene que permanecer con su línea operativa y dirigirse a un agente autorizado”.