A 7 años de la muerte de Juvenal… ínclito escritor tinaquero y orador de verbo fluido

0
682

Carlos Hernández.-

San Carlos, julio 25.- (Las Noticias de Cojedes ).- Un día como hoy, 25 de julio, pero del año 2015, fallece en la clínica “Guerra Méndez”, en Valencia, Juvenal Hernández, mi padre… periodista, escritor, Cronista Emérito de Tinaco, miembro de la Academia Nacional de la Historia por el estado Cojedes. Ya van siete años de ausencia física pero de recuerdos permanentes y acompañamiento espiritual.

Hombre de extraordinaria capacidad para la lectura y la interpretación, de impecable redacción y oratoria fluida, creativo en el verbo poético y profundo en la investigación histórica. Dejó publicados cientos de artículos en la prensa regional y nacional y al menos 12 libros entre poesía, cuentos, ensayos, crónicas, investigación histórica , además de himnos y canciones del folklore venezolano.

Algunos de los libros publicados por Juvenal “El Negro” Hernández.

Juvenal “El Negro” Hernández, fue además un bohemio que junto a José Carrillo Moreno, Porfirio Arias, Luis Alberto Méndez, José Roberto Barreto y Dolorita de Barreto, José Amaro Flores, Paco Sosa, Rafael, Simón y José Ignacio “El Viejo” Vilorio, el doctor Juan Bautista Abreu, Manuel Solórzano, entre otros tantos tinaqueros, realizaron tenidas, encuentros sociales, peñas tangueras y recitales poéticos musicales, que se hicieron reconocidos en el estado y mucho más cuando en ocasiones especiales recibían la visita de algunos intelectuales de Caracas, de la renombrada “República del Este”, quienes viajaban a Tinaco precisamente por vínculos de amistad.

Siempre acompañado de mi madre, Zoila Vidal de Hernández y sus cuatro hijos, Juvenal disfrutaba a plenitud de aquellas tertulias donde además en la mayoría de las veces hacía gala de sus dotes también en el manejo del arte culinario.

Juvenal tenía por demás el extraordinario don del relacionista público, por lo que rápidamente se ganaba el respeto y el cariño de la gente en todos los círculos sociales.

Esta es sólo una de las facetas de Juvenal… del tinaquero que brilló por su intelecto, su don de gente, su sentido de humanidad, su amor a las letras y a la cultura en general…

Hoy tus hijos, nietos, bisnietos, yernos, nueras, amigos, te recordamos, papá, con la felicidad de poder decir que tuvimos un gran padre -con sus virtudes y defectos- que nos enseñó a amar a Dios, a cultivar el estudio y la responsabilidad… por ello damos gracias al Creador y pedimos a ese mismo Dios que tú adoraste (uno y trino) que te ilumine y con su gran misericordia te de la Paz eterna…

Este sencillo homenaje lo hacemos con el amor de siempre y seguiremos elevando nuestras oraciones para que sigas gozando de la presencia del Señor…