Piden cerco epidemiológico para evitar brote de viruela del mono

0
474

Las sirenas retumban en el mundo y se van acercando más a Venezuela, por lo que especialistas advierten la necesidad del riguroso cerco epidemiológico para evitar la propagación de la viruela del mono, considerando la cercanía y alta movilidad que se tiene con Colombia, donde se han confirmado más de 55 casos. Exigen el control en los accesos, más aún frente al riesgo del paso clandestino, lo cual es un protocolo de resguardo que debió mantenerse ante la pandemia por Covid-19.

Es una preocupación que tiene el antecedente en el primer caso confirmado el pasado 12 de junio, procedente de un viajero que venía de España. Pero luego no se obtuvo más detalles y en base a ese silencio de la máxima autoridad sanitaria queda la incertidumbre del seguimiento que se le debería dar a esta enfermedad que desde mayo afecta a más de 75 países. Un motivo suficiente para que sea considerada como «Emergencia de salud pública de preocupación internacional» por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y cuyos síntomas pueden ser desde fiebre, cefalea, dolores musculares, ganglios linfáticos inflamados, debilidad en general y que se complementa con la erupción en la piel, incluso en los genitales. Las personas se infectan por contacto directo, incluso sexual.

Su raíz endémica desde África se abre camino ante el mundo, acercándose cada vez más a Venezuela por su recorrido en el continente americano. Para principios de agosto, Estados Unidos reportaba casi siete mil casos y admitía la emergencia nacional, con más énfasis en New York, Illinois y California. Una decena de infectados se conoció en Ecuador y uno de ellos murió, debido a complicaciones con una enfermedad preexistente. Pero se reduce la brecha ante la incidencia en el vecino país con más de 55 colombianos contagiados y los nexos que se tienen de permanente movilidad con venezolanos que —muchas veces forzados por la necesidad— van a comprar alimentos o medicinas, regresando el mismo día.