Nuevo informe de la ONU ratifica denuncias sobre que en Venezuela existe una maquinaría para reprimir la disidencia

0
297

La misión de la ONU haya ratificado sus denuncias sobre que en Venezuela existe una maquinaría para reprimir la disidencia, que incluye la comisión de crímenes de lesa humanidad.

La misión concluyó que los jefes de los servicios de inteligencia civil y militar de Venezuela cometieron crímenes de lesa humanidad para reprimir a la oposición, mediante acciones que fueron ordenadas directamente por Nicolás Maduro y sus colaboradores más próximos.

«El Estado venezolano utiliza los servicios de inteligencia y a sus agentes para reprimir la disidencia en el país. Esto conduce a la comisión de graves delitos y violaciones de los derechos humanos, incluidos actos de tortura y violencia sexual», agrega.

La misión de la ONU documentó en Venezuela los casos de 122 víctimas sometidas a tortura, violencia sexual y a otros tratos inhumanos en los centros de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y 51 por parte de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Aunque los casos denunciados ocurrieron especialmente en 2017, 2018 y 2019, las violaciones y los crímenes del Sebin y la Dgcim continúan hasta hoy, manteniéndose las mismas estructuras, patrones y prácticas, afirma la misión, dirigida por la jurista Marta Valiñas.