Tulio Pacheco: Productores deben organizarse con la Agricultura Familiar y darle un soporte jurídico

0
917

Carlos Hernández.-

San Carlos, noviembre 16.- (Las Noticias de Cojedes ).- -Es necesario que los productores venezolanos se organicen para el desarrollo de la llamada Agricultura Familiar, entre otras cosas, para luchar por una legislación acorde con las exigencias de los tiempos actuales, que potencie la capacidad de negociación que permita el acceso a mecanismos de financiamiento internacional “y estar en la brújula de fondos de cooperación global para el desarrollo”.

Así lo expresó el conocido agricultor Tulio Pacheco, destacado dirigente gremial del sector agrícola nacional, en el marco de su ponencia presentada en el 3er Congreso de la Asociación Venezolana de Agricultura Familiar (AVAF) desarrollado en el auditorio “José Daniel Suárez” del Instituto de Cultura de Cojedes, en la ciudad de San Carlos.

La actividad fue organizada por la AVAF con el apoyo de la Secretaria Agrícola del Gobierno de Cojedes, dirigida por Rogelio Pradíes. Se contó además con la presencia del Secretario de Seguridad del Estado, Luis Enrique Pumar, el Alcalde de San Carlos, Alexander Mireles, legisladores, concejales y una gran cantidad de productores, agro técnicos, docentes y público en general.

Autoridades acompañando a la nutrida concurrencia al Congreso Venezolano de Agricultura Familiar en San Carlos.

Pacheco fue el 2do expositor en este Congreso, después que lo hiciera la representante de COVAP (España) vía internet.

Inició su intervención con datos históricos,  citando que a la llegada de los conquistadores, ya los indígenas en el “nuevo mundo” practicaban la agricultura familiar.

Convencido de la importancia de la Agricultura Familiar para el desarrollo del país, por ser precisamente una actividad que ha vivido y desarrollado junto a su familia -por varias generaciones- Pacheco abordó el tema con suma confianza y claridad, destacando que en Cojedes hubo experiencias en este sentido y que trascendieron, en un pasado reciente, a los gremios. Tal fue el caso de los tabacaleros en esta entidad llanera, quienes para el momento actuaron como un ente cooperativo donde el gremio manejó integralmente lo del acceso a insumos, financiamiento y negociación de la producción, exitosamente.

El productor agropecuario Tulio Pacheco, después de su intervención.

El ponente sustentó además sus palabras con posiciones muy bien definidas por las Naciones Unidas, organismo para el cual la Agricultura Familiar es clave para el desarrollo sostenible de América Latina y el Caribe, siendo una gran aliada para la seguridad alimentaria.

Dijo que en nuestro hemisferio el 80% de las explotaciones pertenecen a la agricultura familiar, lo cual involucra unas 60 millones de personas, de manera que es una de las principales fuentes de empleo agrícola y rural.

-La FAO define a la agricultura familiar como una forma de organizar la agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, acuicultura y pastoreo, que es operada y administrada por una familia. Aquí lo básico es el esfuerzo familiar -sostiene Pacheco- la transmisión de saberes a las nuevas generaciones, perdurabilidad de las inversiones, adaptabilidad y resiliencia y sobre todo confiabilidad financiera.

La familia involucrada en el proceso agrícola se fortalece y crece con la actividad y la tierra, explicó Pacheco, y agregó que en el proceso se va incorporando personal contratado lo cual no desdibuja su naturaleza en tanto que la propiedad y la actividad económica permanezca en la familia.

Por ello considera que es vital la organización y el respaldo jurídico para hacer de esta actividad un pilar de desarrollo nacional, con el apoyo de las nuevas tecnologías, para que engrandezca su aporte a las demandas del  país y del planeta en cuanto al tema de la seguridad alimentaria.